Religion en China - despertar de la Fe - SUTRA - AsiaSpain - Español

Religion en China

la Fe

y un link al

"Despertar de la fe"

Fe en otras religiones en China: "el despertar de la Fe"

Fe en otras religiones y AsiaSpain

 

check out the filosofía swicki at eurekster.com

EL DESPERTAR DE LA FE EN EL MAHAYANA


(Mahayana-Sraddhotpada Shastra)
Atribuido a Asvaghosha

Traducido al Español por Hortensia De la Torre (Yao Feng)
[Rev. Yin Zhi Shakya, OHY]




Me refugio en el Buda, el gran Compasivo, El Salvador del Mundo, omnipotente, omnipresente, omnisciente, Él de las acciones más excelentes en todas las diez direcciones; Y en el Dharma, la manifestación de su Esencia, la Realidad, el océano de Todo lo Mencionado, el depósito sin limites de excelencias; Y en la Sangha, aquellos miembros verdaderamente devotos por ellos mismos a la práctica; Que se pueda hacer que todos los seres sintientes abandonen sus dudas, arranquen de ellos sus apegos malignos, y den surgimiento a la fe correcta en el Mahayana; que el linaje de los Buddhas no pueda ser interrumpido.

El Contenido del Discurso

Hay una enseñanza (el dharma) que puede despertar en nosotros la raíz de la fe en el Mahayana, y debe por lo tanto ser explicada. La explicación está dividida en cinco partes. Ellas son (1) las Razones de su Escritura; (2) el Bosquejo; (3) la Interpretación; (4) sobre la Fe y la Práctica; (5) el Alentar la Práctica y los Beneficios de ella.

PARTE 1. Las Razones de su Escritura

Alguien puede preguntar las razones del por qué me he guiado a escribir este tratado. Yo replico: hay ocho razones.

La razón primera la cual es la principal es originar en los hombres la liberación de ellos mismos de todo el sufrimiento y ganar la bienaventuranza final; no es que yo desee fama mundial, ganancias materiales, o respeto y honor.

La segunda razón es que deseo interpretar el significado fundamental de las enseñanzas del Tathagata de forma que los hombres la entiendan correctamente y no se confundan acerca de ellas.

La tercera razón es capacitar a aquellos que su capacidad para la bondad ha obtenido la madurez a mantener y abrazar firmemente una fe irreversible e inquebrantable en las enseñanzas del Mahayana.

La cuarta razón es impulsar a aquellos cuya capacidad para la bondad es todavía insignificante a cultivar la mente autentica y verdadera.

La quinta razón es demostrarles a ellos los medios convenientes (upaya) por lo cuales ellos puedan borrar los obstáculos, las dificultades o los impedimentos del karma diabólico, puedan mantener sus mentes bien, y puedan librarse por ellos mismos de la estupidez y la arrogancia y escapar de la trampa hereje que los desvía.

La sexta razón es revelarles a ellos la práctica de dos métodos de meditación, la cesación de las ilusiones y la observación clara (samatha and vipasyana), de manera que un hombre común y ordinario y los seguidores del Hinayana puedan curar sus mentes del error.

La séptima razón es explicarles a ellos los medios convenientes de la meditación de la mente fija (smriti) de manera que puedan renacer en la presencia del Buda y mantener sus mentes fijas en una fe irreversible.

La octava razón es señalarles a ellos las ventajas de estudiar este tratado y enfatizarles que hagan un esfuerzo por obtener la liberación. Estas son las razones por las cuales yo escribo este tratado.

Pregunta: ¿Cuál es la necesidad de repetir la explicación de la enseñanza cuando ya está presentada con detalle en los sutras?

Respuesta: Aunque esta enseñanza está presentada en los sutras, la capacidad y las acciones de los hombres hoy en día no son las mismas, ni tampoco son las condiciones de su aceptación y comprensión. Se diría, en los días cuando el Tathagata estaba en el mundo, las personas tenían una habilidad superior y el Predicador predicaba con su voz perfecta, a diferentes tipos de personas que todas igualmente entendían; por lo tanto no había necesidad para esta clase de discurso. Pero después que el Tathagata se murió, había algunos que eran capaces por su propio poder de escuchar extensivamente a otros y alcanzar el entendimiento; había otros que por su propio poder podían escuchar un poco y sin embargo entender mucho; había otros que, sin ningún poder mental de ellos mismos, dependían de los discursos extensivos de otros para obtener el entendimiento; y naturalmente había otros que miraban la verbosidad de los discursos extensos como algo dificultoso, y que buscaban lo que se podía comprender, lo escueto y lo que todavía contenía mucho significado, y entonces eran capaces de entenderlo. Por lo tanto, este discurso está diseñado a abarcar, en una forma general, el significado ilimitado de la enseñanza vasta y profunda del Tathagata. Este discurso, por lo tanto, debe ser presentado.

PARTE 2. Bosquejo

Las razones para escribirlo han sido explicadas. Lo próximo será presentar el bosquejo. Generalmente hablando, el Mahayana se debe exponer desde dos puntos de vista. Uno es el principio y el otro es el significado. El principio es "la Mente del ser sintiente". Esta Mente incluye en ella misma todas las etapas del ser en el mundo fenomenal y el mundo trascendental. Sobre la base de esta Mente, los significados del Mahayana pueden ser abiertos, poner en claro y explicados.

¿Por qué? Porque el aspecto absoluto de esta Mente representa la esencia (svabhava) del Mahayana; y el aspecto fenomenal de esta Mente indica la esencia, los atributos (lakshana), y las influencias (kriya) del Mahayana mismo. En el significado del adjetivo maha (grande) en la palabra compuesta Mahayana, hay tres aspectos: (1) la "grandeza" de la esencia, porque todos los fenómenos (dharma) son idénticos a la Totalidad y ni aumentan ni disminuyen; (2) la "Grandeza de los atributos, para el Tathagata–garbha está dotada con innumerables cualidades excelentes; (3) la "grandeza" de las influencias, porque las influencias de Tales Semejanzas hacen surgir las buenas causas y los buenos efectos en éste y en los otros mundos similares. El significado del término yana (vehículo) en la palabra compuesta Mahayana: El término yana es presentado porque todos los Iluminados (los Buddhas) han cabalgado en este vehículo, y todos los que han de ser Iluminados (los Bodhisattvas), guiados por este principio, alcanzarán la etapa de Tathagata.

PARTE 3. La Interpretación

La parte del bosquejo ha sido presentada; ahora la parte de la interpretación del principio de Mahayana será proporcionada. Ella consiste de tres capítulos: (1) La Revelación del Verdadero Significado; (2) La Corrección de los Apegos Malignos; (3) El Análisis de los Tipos de Aspiración para la Iluminación.

CAPÍTULO UNO – La Revelación del Verdadero Significado

I. Una Mente y Sus Dos Aspectos

La revelación del verdadero significado del principio de Mahayana puede ser lograda abriendo la doctrina de que el principio de Una Mente tiene dos aspectos. Uno es el aspecto de la Mente en términos de lo Absoluto (tathata; Tal), y el otro es el aspecto de la Mente en términos de fenómeno (samsara; nacimiento y muerte). Cada uno de esos dos aspectos abarca todos los estados de existencia. ¿Por qué? Porque esos dos aspectos son mutuamente inclusivos.

A. La Mente en términos de lo Absoluto

La Mente en términos de lo Absoluto es un Mundo de Realidad (Dharmadhatu) y la esencia de todas las fases de la existencia en su totalidad. Esa que es llamada "la naturaleza esencial de la Mente" no nace ni y es imperecedera. Es sólo a través de ilusiones que todas las cosas llegan a ser diferenciadas. Si uno es libre de ilusiones, entonces para esa persona no habrá más apariencias (laksana) de objetos mirados como existencias absolutamente independientes; por lo tanto todas las cosas desde el principio trascienden todas las formas verbales, descriptivas, y conceptuales, y son en el análisis final, indiferenciadas, libre de alteración e indestructibles. Ellas son solamente la Mente Única; Por lo tanto de la Semejanza.

Todas las explicaciones por palabras son provisionales y sin validez, porque ellas son meramente usadas de acuerdo con las ilusiones y son incapaces de denotar la Semejanza. El término ‘Semejanza’ similarmente no tiene atributos que puedan ser verbalmente especificados. El término ‘Semejanza’ es diríamos, el límite verbal en una palabra y es usado para poner un final a las palabras. Pero a la esencia de la Semejanza misma no se le puede poner un final, porque todas las cosas en su aspecto Absoluto son reales; ni hay nada que necesite ser señalado como real, porque todas las cosas son iguales en este estado de Semejanza. Debe ser entendido que todas las cosas son incapaces de ser explicadas verbalmente o pensadas; de ahí que lleve el nombre de Semejanza.

Pregunta: Si tal es el significado del principio de Mahayana, ¿cómo es posible para los hombres conformarse ellos mismos y entrar en eso?

Respuesta: Si ellos entienden que, con relación a todas las cosas, aunque ellos han hablado, no hay eso que habla, ni eso que puede ser hablado, y aunque ellos piensen, no hay eso que piensa, ni eso que puede ser pensado, y entonces ellos dicen que están conforme con eso. Y cuando ellos están libres de sus pensamientos, ellos dicen que han entrado a eso. Subsecuentemente, la Semejanza tiene dos aspectos si se predica en palabras. Uno es ese que está verdaderamente vacío (sunya), porque este aspecto puede, en el entendimiento final, revelar lo que es real. El otro es ese que es verdaderamente no-vacío (a-sunya), porque su esencia misma está dotada con cualidades incorruptas y excelentes.

1. Verdaderamente Vacío

La Semejanza es vacía porque desde el principio nunca ha sido relacionada con ningún estado corrupto de la existencia, es libre de toda marca de la distinción individual de las cosas, y no tiene nada que ver con pensamientos concebidos o creados por una mente alucinada o errónea. Debe ser entendido que la naturaleza esencial de la Semejanza ni tiene marcas ni no tiene marcas; ni siquiera no con marcas ni no sin marcas; ni tampoco es ambas con marcas y sin marcas simultáneamente; no es ni siquiera con una sola marca ni con marcas diferentes; ni tampoco tiene ambas, con una sola y con diferentes marcas simultáneamente. Abreviando, dado que todos los hombres no-iluminados discriminan con sus mentes alucinadas o erróneas de un momento a otro, ellos son separados de la Semejanza; consecuentemente, la definición es "vacía"; pero una vez que ellos están libres de sus mentes alucinadas o erróneas, encontraran que no hay nada para ser negado.

2. Verdaderamente Novacío

Dado que ha sido hecho claro que la esencia de todas las cosas es vacía, ejemplo, desprovistas de ilusiones, la Mente verdadera es eterna, permanente, inmutable, pura, y auto-suficiente; por lo tanto, ella es llamada "novacía". Y también no hay vestigio de ninguna marca en particular que se distinga o advierta en ella, ya que ella es la esfera que trasciende los pensamientos y está en armonía sólo con la iluminación.

B. La Mente en Términos de Fenómeno

1. El Almacén de la Consciencia

La Mente como fenómeno (samsara) está fijada en el Tathagata-garbha. Lo que se llama el Almacén de la Consciencia es eso en el cual "ni el nacimiento ni la muerte (nirvana)" se disipa armoniosamente con "el nacimiento y la muerte (samsara)", y sin embargo en el cual ambos no son ni idénticos ni diferentes. Esta Consciencia tiene dos aspectos que abarca todos los estados de la existencia y crea todos los estados de la existencia. Ellos son: (a) el aspecto de la iluminación, y (b) el aspecto de la no-iluminación.

a. El Aspecto de la Iluminación

(1) Iluminación Original

La esencia de la Mente es libre de pensamientos. La característica de eso que es libre de pensamientos, es análoga a esa de la esfera del espacio vacío que se difunde, impregna y se extiende en todas partes. El uno sin ningún segundo, ejemplo, el aspecto absoluto del Mundo de la Realidad (dharmadhatu) no es otro que el Dharmakaya indiferenciado, el "cuerpo-Esencia" del Tathagata. Dado que la esencia de la Mente permanece y se perpetúa en el Dharmakaya, ella debe ser llamada la iluminación original. ¿Por qué? Porque "la iluminación original" indica la esencia de la Mente (a priori) en contradicción a la esencia de la Mente en el proceso de actualización de la iluminación; el proceso de actualización de la iluminación no es otro que el proceso de integración de la identidad con la iluminación original.

(2) El Proceso de la Actualización de la Iluminación

La permanencia en la iluminación original es no-iluminación. Y por esa no-iluminación, es posible hablar del proceso de actualización de la iluminación. Ahora, el ser/estar completamente iluminado hasta el mismo origen de la Mente se le llama la iluminación final; y el no ser/estar iluminado hasta el mismo origen de la Mente se le llama iluminación no-final. ¿Cuál es el significado de esto? Un hombre común y ordinario llega a ser consciente que sus anteriores pensamientos eran erróneos o engañosos; entonces él es capaz de detener (nirodha) tales pensamientos para que no vuelvan a surgir otra vez. Aunque esto algunas veces puede ser llamado iluminación, no es iluminación propiamente del todo, porque no es una iluminación que ha alcanzado el origen de la Mente. Los seguidores del Hinayana, que tienen alguna mejor percepción, y aquellos Bodhisattvas al principio de haber sido iniciados llegan a ser conscientes del cambio de estados (anyathatva) de pensamientos y son libres de los pensamientos que están sujetos al cambio [tales como la existencia de un yo permanente (atman), etc.]. Dado que ellos han abandonado los apegos rudimentarios derivados de la especulación innecesaria (vikalpa), su experiencia es llamada iluminación en apariencia.

Los Bodhisattvas que han llegado a la realización del Dharmakaya llegan a ser conscientes del temporalmente estado permanente (sthiti) de pensamientos y no son obstaculizados por ellos. Dado que ellos son libres de sus pensamientos falsos rudimentarios derivados de la especulación de que los componentes del mundo son reales, su experiencia es llamada iluminación aproximada. Aquellos Bodhisattvas que han completado las etapas de un Bodhisattva y que han logrado los recursos prácticos que se necesitan para traer hacia delante la iluminación original en su extensión completa experimentarán la unidad con la Semejanza en un instante; ellos llegarán a ser conscientes de cómo los comienzos de los pensamientos erróneos o engañosos de la mente surgen (jati), y serán libres del surgimiento de cualquier pensamiento erróneo o engañoso. Dado que ellos están muy lejos de los pensamientos engañosos sutiles, ellos son capaces de tener una visión en la naturaleza original de la Mente. La realización de que la Mente es eterna es llamada la iluminación final. Por lo tanto se dice en un sutra que si hay un hombre que es capaz de percibir eso que está más allá de los pensamientos, él está avanzando hacia la sabiduría de Buda. Aunque se dice que hay un comienzo en el surgimiento de los pensamientos engañosos en la mente, no hay un comienzo como tal, que pueda ser conocido como independiente de la esencia de la Mente. Y sin embargo se dice que el comienzo del surgimiento de los pensamientos engañosos es un medio conocido como existiendo en el terreno de eso que está más allá de los pensamientos [ejemplo, la esencia de la Mente]. Como resultado de eso, se dice que todas las personas ordinarias y comunes no están iluminadas porque ellas han tenido una corriente continua de pensamientos engañosos y nunca han estado libres de sus pensamientos; por lo tanto, a ellos se les dice que están en una ignorancia sin comienzo. Si un hombre consigue la penetración en eso que es libre de pensamientos, entonces él conoce cómo esos pensamientos que caracterizan la mente [ejemplo, pensamientos engañosos] surgen, permanecen, cambian y cesan de ser, porque él es idéntico con eso que es libre de pensamientos. Pero, en realidad, ninguna diferencia existe en el proceso de la actualización de la iluminación, porque los cuatro estados [de surgimiento, permanencia, etc.] existen simultáneamente y cada uno de ellos no tiene existencia propia; ellos son originalmente de la única y la misma iluminación [en las que toman lugar en la permanencia de la iluminación original, como su aspecto fenomenal]. Y, de nuevo, la iluminación original, cuando se analiza con relación al estado corrupto [en el orden fenomenal], se presenta a sí mismo como teniendo dos atributos. Una es la "La Pureza del Conocimiento" y el otro es las "Las Funciones Supraracionales".

(a) La Pureza del Conocimiento

Por la virtud de la penetración (vasana, perfumando) de la influencia del dharma [ejemplo, la esencia de la Mente o la iluminación original], un hombre llega a la verdadera disciplina por él mismo y logra todos los medios convenientes para el despliego de la iluminación; como resultado, él traspasa la consciencia compuesta [ejemplo, el Almacén de la Consciencia que contiene ambas, la iluminación y la no-iluminación], y pone un final a la manifestación de la corriente de la mente engañosa alucinada, y manifiesta el Dharmakaya [esto es, la esencia de la Mente], para que su sabiduría (prajna) llegue a ser genuina y pura. ¿Cuál es el significado de esto? Todos los modos (lakshana) de la mente y la consciencia bajo el estado de no-iluminación son productos de la ignorancia. La ignorancia no existe separada de la iluminación; por lo tanto, no puede ser destruida [porque uno no puede destruir algo que realmente no existe], y sin embargo ella no puede ser destruida [en la medida en que se pueda establecer ella permanece]. Esto es como la relación que existe entre el agua del océano [diríamos, la iluminación] y sus olas [diríamos, los modos de la mente] agitadas por el viento [diríamos, la ignorancia]. El agua y el viento son inseparables; pero el agua no se mueve por naturaleza, y si el viento se detiene el movimiento del agua cesa. Pero la naturaleza húmeda permanece indestructible. Similarmente, la Mente del hombre, pura en su propia naturaleza, es agitada por el viento de la ignorancia. Ambos, la Mente y la ignorancia no tienen formas propias en particular y ellas son inseparables. Sin embargo la mente no se mueve por naturaleza, y si la ignorancia cesa, entonces la continuidad de las actividades engañosas cesa. Pero la naturaleza esencial de la sabiduría [esto es, la esencia de la Mente, al igual que la naturaleza húmeda del agua] permanece indestructible.

(b) Las Funciones Supraracionales

Aquel que ha descubierto completamente la iluminación original es capaz de crear toda clase de condiciones excelentes porque su sabiduría es pura. La manifestación de sus cualidades innumerables excelentes es incesante; acomodándose él mismo a la capacidad de otros hombres él responde espontáneamente y se revela a sí mismo en muchas formas múltiples para beneficiarlos.

(3) Las Características de la Esencia de la Iluminación

Las Características de la Esencia de la Iluminación tienen cuatro significados grandes que son idénticos con aquellos del espacio vacío o a esos que son análogos a aquellos de un espejo brillante. Primero, la esencia de la iluminación es como un espejo que realmente está vacío de imágenes. Es libre de todas las marcas de los objetos de la mente y no tiene nada que revelar en sí mismo, porque no refleja ninguna imagen. Segundo, es como un espejo influenciando (vasana) a todos los hombres para avanzar hacia la iluminación. Diríamos, es realmente no-vacío; apareciendo en ella, están todos los objetos del mundo que ni se van ni vienen; que ni están perdidos ni destruidos.

Ella está morando eternamente en Una Mente. Todas las cosas aparecen en ella porque todas las cosas son reales. Y ninguna de las cosas engañosas es capaz de engañarla, porque la esencia de la sabiduría [explícitamente, la iluminación original] es inafectada por los engaños, ya que es equipada con una cualidad inmaculada e influencia a todos los hombres para avanzar hacia la iluminación. Tercero, es como un espejo que está libre de objetos engañosos reflejados en él. Esto puede decirse porque el estado de no-vacío [la iluminación original] es genuino, puro, y brillante, siendo libre de obstáculos o impedimentos, ambos afectivos e intelectuales, y de las características trascendentes de eso que es compuesto [explícitamente, el Almacén de la Consciencia]. Cuarto, es como un espejo influenciando al hombre para que cultive su capacidad por la bondad, sirviendo como una base coordinadora para estimularlo en sus trabajos. Porque la esencia de la iluminación es libre de objetos engañosos, ella ilumina universalmente la mente del hombre y lo induce a cultivar su capacidad para la bondad, presentándose ella misma de acuerdo con sus deseos [como un espejo presenta su apariencia].

b. El Aspecto de la No-iluminación

Por no realizar verdaderamente la unidad con la Semejanza, surge una mente no iluminada y consecuentemente, sus pensamientos. Estos pensamientos no tienen validez para ser confirmados; por lo tanto, ellos no son independientes de la iluminación original. Es como el caso de un hombre que ha perdido su camino: él está confundido por su sentido erróneo de dirección. Si él está libre de la noción de dirección en todas formas, entonces no habrá tal cosa como ir desviado o fuera de curso. Es lo mismo con los hombres: por la noción de la iluminación, ellos están confundidos. Pero si ellos están libres de la noción fija de la iluminación, entonces no hay habrá tal cosa como no-iluminación. Porque hay hombres no iluminados y de mente engañada, para ellos hablamos sobre la verdadera iluminación, sabiendo bien lo que este término relativo significa. Independientemente de la mente no-iluminada, no hay marcas independientes de la iluminación verdadera misma que puede ser discutido. Porque de este estado de no-iluminación, la mente engañada produce tres aspectos que son confinados o están limitadas a la no-iluminación y son inseparables de ella. Primero está la actividad de la ignorancia. La agitación de la mente por su estado no-iluminado se llama actividad. Cuando se ilumina está calmada. Cuando está agitada, la ansiedad (dukkha) le sigue, porque el resultado [la ansiedad] no es independiente de la causa [la agitación contingente debido a la ignorancia]. Segundo es el sujeto percibido. Por la agitación que rompe la unidad original con la Semejanza, allí aparece el sujeto percibido. Cuando no está agitada la mente es libre de percibir. Tercero es el mundo de los objetos. Por el sujeto percibido, el mundo de los objetos erróneos aparece. Aparte de la percepción, no habrá un mundo de objetos. Condicionado por el mundo de objetos concebidos incorrectamente, la mente engañosa alucinada produce seis aspectos. Primero está el aspecto del intelecto discriminatorio. Dependiendo en los objetos del mundo erróneamente concebidos, la mente desarrolla la discriminación entre el gustar y el disgustar. En un segundo lugar está el aspecto de la continuidad. Por la virtud de la función discriminatoria del intelecto, la mente produce una alerta de placer y dolor referente a las cosas en el mundo de los objetos. La mente, desarrollando pensamientos engañosos o alucinados y estando limitada a ellos, continuará incesantemente. En tercer lugar está el aspecto del apego. Por la continuidad de los pensamientos engañosos, la mente, imponiendo sus pensamientos engañosos en el mundo de los objetos y agarrándose a las discriminaciones del gusto y el disgusto desarrolla apegos a lo que le gusta. Cuarto, está el apego de la especulación (vikalpa) sobre nombres y letras [esto es, los conceptos]. Sobre las bases de los apegos erróneos, la mente engañosa analiza palabras que son provisionales y por lo tanto desprovistas de realidad. Quinto, está el aspecto de hacer surgir el karma diabólico. Contando con los nombres y las letras [diríamos, los conceptos que no tienen validez, la mente engañosa] investiga nombres y palabras y llega a apegarse a ellos, creando multitud de tipos de karma diabólico. El sexto es el aspecto de la ansiedad apegada a los efectos del karma diabólico. Por la ley del karma, la mente engañosa sufre los efectos y no será libre. Debe ser entendido que la ignorancia es capaz de producir todo tipo de estados corruptos; todos los estados corruptos son aspectos de la no-iluminación.

c. Las Relaciones entre la Iluminación y la No-iluminación

Dos relaciones existen entre los estados de iluminación y no-iluminación. Ellos son de "identidad" y de "no-identidad".

(1) Identidad

Al igual que las piezas de varias clases de cerámica son de la misma naturaleza ya que están hechas de barro, así las manifestaciones variadas como por encanto (maya) de ambas, la iluminación (anasrava: no corruptas) y la no-iluminación (avidya: la ignorancia) son aspectos de la misma esencia, la Semejanza. Por esta razón, se dice en un sutra que "todos los seres sintientes intrínsecamente moran en la eternidad y entran en el nirvana. El estado de iluminación no es algo que debe ser adquirido por la práctica o debe ser creado. Al final, es imposible de obtener [porque es dado desde el principio]." También ese estado no tiene aspecto corporal que pueda ser percibido como tal. Cualquier aspecto corporal [tales como las marcas del Buda] que son visibles son productos de cualidad mágica de la Semejanza que se manifiesta de acuerdo con la mentalidad del hombre en corrupción. No es, sin embargo, que esos aspectos corporales que resultan de las funciones supraracionales del conocimiento o sabiduría son de naturaleza de no-vacío [diríamos, sustancial]; porque la sabiduría no tiene aspectos que puedan ser percibidos.

(2) No-identidad

Al igual que las variadas piezas de cerámica difieren unas de las otras, así las diferencias existen entre el estado de iluminación y ese de la no-iluminación y entre las manifestaciones mágicas de la Semejanza manifestadas de acuerdo con la mentalidad de los hombres en corrupción, y aquellos hombres de ignorancia que son corruptos [diríamos, ciegos] a la naturaleza esencial de la Semejanza.

2. El Origen y las Condiciones del Hombre que Está en el Samsara

El que el hombre esté en el samsara (nacimiento y muerte) resulta del hecho que su mente (manas) y consciencia (vijnana) se desarrollan sobre la base o fundamento del Almacén de la Consciencia (citta). Esto significa que por el aspecto de la no-iluminación del Almacén de la Consciencia, se dice que él está en posesión de la ignorancia [y por lo tanto está limitado a permanecer en el samsara].

a. La Mente

La mentalidad que emerge en el estado de no-iluminación, que incorrectamente percibe y reproduce el mundo de objetos y concibe que el mundo de los objetos reproducidos es real y continúa desarrollando pensamientos engañosos, es lo que definimos como mente. La mente tiene cinco nombres diferentes. El primero es llamado la "mente activadora", porque sin estar consciente de eso, ella rompe el equilibrio de la mente por la fuerza de la ignorancia. El segundo se llama la "mente en desarrollo", porque emerge dependiendo de la mente agitada como el sujeto que percibe incorrectamente. El tercero es llamado la "mente reproductiva", porque reproduce el completo y total mundo de los objetos como un espejo brillante reproduce todas las imágenes materiales. Cuando es confrontada con los objetos de los cinco sentidos, los reproduce inmediatamente. Ella surge espontáneamente todo el tiempo y existe para siempre reproduciendo el mundo de los objetos enfrente del sujeto. El cuarto es llamada la "mente analítica", porque ella diferencia lo que es corrupto de lo incorrupto. El quinto es llamado la "mente continua o incesante" porque está integrada con los pensamientos erróneos y continúa ininterrumpidamente. Ella retiene el karma completo, bueno y malo, acumulado en las incalculables vidas del pasado, y no permite ninguna pérdida. Ella solamente es capaz de traer los resultados de dolor, placer, etc., del presente al futuro para madurar; haciendo esto, no hace ningún error. Ella puede causarle a uno el recordar repentinamente las cosas del presente y del pasado y tener de súbito fantasías inesperadas de las cosas que han de llegar. El mundo triple, por lo tanto, es irreal y es sólo de la mente. Aparte de él no hay objetos de los cinco sentidos y de la mente. ¿Qué quiere decir esto? Dado que todas las cosas son, sin excepción, desarrolladas desde la mente y producidas bajo la condición de los pensamientos erróneos, todas las diferenciaciones no son otra cosa que las diferenciaciones de la mente de uno mismo. No obstante, la mente no puede percibir la mente misma; la mente no tiene marcas propias que pueden ser determinadas como tales entidades sustanciales.

Debería ser entendido que la concepción del mundo completo de los objetos puede ser sostenida solamente sobre las bases de la mente errónea de la ignorancia del hombre. Todas las cosas, por lo tanto, son simplemente como las imágenes de un espejo que son libres de cualquier objetividad que uno pueda sostener; ellas son de la mente solamente y son irreales. Cuando la mente errónea llega a ser, entonces las variadas concepciones (dharma) llegan a ser; y cuando la mente errónea cesa de ser, entonces esas variadas concepciones cesan de ser.

b. La Consciencia

Lo que es llamado "consciencia (vijnana)" es la ‘mente continuadora o incesante". Por su apego profundamente enraizado, el hombre ordinario se imagina que el "YO" y lo "MÍO" son reales y se agarra a ellos en sus ilusiones. Tan pronto como los objetos son presentados, esta consciencia descansa sobre ellos y discrimina los objetos de los cinco sentidos y de la mente. Esto es llamado "vijnana [esto es, la consciencia que diferencia]" o la "consciencia separatista". La propensión de esta consciencia para la discriminación, será intensificada por ambos, por las corrupciones intelectuales de agarrarse y perseverar a los puntos de vista y por las corrupciones afectivas del desenfreno e inmoderación en la pasión.

Que la mente y la consciencia errónea surge de la penetración de la ignorancia, es algo que el hombre ordinario no puede entender. Los seguidores del Hinayana, con su sabiduría, similarmente fallan de realizar esto. Aquellos Bodhisattvas que, habiendo avanzado desde la primera etapa de la fe correcta preparando la mente para la iluminación a través de practicar la contemplación y llegan a realizar el Dharmakaya, pueden parcialmente comprender esto. Sin embargo todavía aquellos que han alcanzado la etapa final de la Budeidad (Bodhisattvahood) no pueden comprender esto completamente; sólo los Iluminados tienen una verdadera comprensión de esto. ¿Por qué? La Mente, aunque es pura en su propia naturaleza desde el principio, está acompañada por la ignorancia. Siendo corrupto por la ignorancia, un estado corrupto de la Mente llega a ser. Pero, aunque corrupta, la Mente misma es eterna e inmutable. Solamente los Iluminados son capaces de entender que es lo que esto significa. Lo que se llama la naturaleza esencial de la Mente es siempre más allá de pensamientos. Es, por lo tanto, definida como "inmutable". Cuando el único Mundo de la Realidad no se ha realizado todavía, la Mente es mutable y no está en perfecta unidad con la Semejanza. Repentinamente, un pensamiento corrupto surge; este estado es llamado ignorancia.

c. Estados Corruptos de la Mente

Seis clases de estados corruptos de la mente, condicionados por la ignorancia, pueden ser identificados. El primero es la corrupción integrada con el apego al atman (yo), de la cual aquellos que han obtenido la liberación en el Hinayana y aquellos Bodhisattvas en la "etapa del establecimiento de la fe" están libres. La segunda es la corrupción integrada con la "mente continua", de la cual aquellos que están en la "etapa de la fe" y que están practicando los medios pertinentes para obtener la iluminación, pueden gradualmente liberarse ellos mismos y liberarse ellos mismos completamente en la "etapa de devoción pura". La tercera es la corrupción integrada con la discriminatoria "mente analítica", de la cual, aquellos en la "etapa de observar los preceptos" comienzan a liberarse y finalmente son liberados completamente cuando llegan a la "etapa de los medios pertinentes sin ninguna marca". La cuarta es la corrupción sutil desunida o desintegrada del mundo de los objetos representado, de la cual aquellos en la "etapa de libertad del mundo de los objetos" pueden ser liberados. La quinta es la corrupción sutil de la "mente evolutiva que percibe" [esto es, la corrupción existente previa al acto de percibir], de la cual aquellos en la "etapa de libertad de la mente evolutiva" son libres. La sexta y la más sutil de todas es la corrupción desintegrada o desunida de la "mente activadora" fundamental, de la cual aquellos Bodhisattvas que han pasado la etapa final y han logrado entrar en la "etapa de Tathagatahood" son libres.


d. Comentarios sobre los Términos Usados en la Discusión Previa

Sobre la expresión "el único Mundo de la Realidad todavía tiene que ser realizado": Desde este estado aquellos Bodhisattvas que han avanzado de la "etapa del establecimiento de la fe" a la "etapa de devoción pura", después de haber completado, y separado o apartado sus pensamientos corruptos, estarán cada vez más liberados a medida que avancen, y cuando alcanzan la "etapa de Tathagatahood", estarán completamente liberados. Sobre "unido o integrado" apareciendo en las primeras tres corrupciones significa que aunque la diferencia [esto es, la dualidad] existe entre la mente (el sujeto) y la data de la mente (el objeto), hay una relación simultanea entre ellos en la que cuando el sujeto es corrupto el objeto es también corrupto, y cuando el sujeto está purificado el objeto también está purificado. Sobre "desunido": La palabra "desunido" significa que las segundas tres corrupciones sutiles y fundamentales son los aspectos de la no-iluminación de parte de la mente que existe previamente a la diferenciación de la relación del sujeto y el objeto; por lo tanto, una relación simultanea entre el sujeto y el objeto no está establecida todavía. En la expresión "estado corrupto de la mente": Eso es llamado "el obstáculo o impedimento que se origina de las corrupciones", porque eso obstruye cualquier visión fundamental en la Semejanza. Sobre la "ignorancia": la Ignorancia es llamada el "obstáculo originado de las concepciones erróneas de los objetos", porque eso obstruye la sabiduría que funciona espontáneamente en la mundo.


Por el estado corrupto de la mente, emerge el sujeto que percibe [incorrectamente; explícitamente la mente evolutiva] y que produce [la mente reproductiva] y consecuentemente predica el mundo de los objetos y se causa a sí misma el desviarse del estado indiferenciado de Semejanza. Aunque todas las cosas están siempre en serenidad y desprovistas de cualquier marca de surgimiento, por la no-iluminación debido a la ignorancia, uno erróneamente se descarría del dharma [esto es, de la Semejanza]; por lo tanto, uno falla en obtener la sabiduría que funciona espontáneamente por adaptarse uno mismo a todas las circunstancias en el mundo.


3. Las Características de los Seres en el Samsara

Al analizar las características de los seres en el samsara, dos características pueden ser distinguidas. Una es "rudimentaria", porque aquellos que pertenecen a esta categoría están unidos con las actividades rudimentarias en la mente corrupta; la otra es "sutil", porque aquellos que pertenecen a esta categoría están desapegados o desunidos de las actividades sutiles de la mente corrupta. De nuevo, cada categoría a su vez puede ser subdividida en la rudimentaria y la sutil. La más rudimentaria de las rudimentarias pertenece a la clase de la actividad mental del hombre ordinario; la más sutil de las rudimentarias y la más rudimentaria de las sutiles pertenecen a esas de los Bodhisattvas; y la más sutil de la sutil pertenece a esa de los Buddhas. Estas dos categorías de seres en el orden fenomenal llegan a surgir por la penetración de la ignorancia; diríamos, ellas llegan a surgir por el origen primario y por los orígenes coordinadores. Por origen primario, entendemos "no-iluminación"; y por orígenes coordinadores entendemos "el mundo de los objetos representado erróneamente". Cuando el origen primario cesa de ser, entonces los orígenes coordinadores cesarán de ser. Por la cesación del origen primario, la mente desunida del mundo de los objetos representados, etc. cesará de ser; y por la cesación de los orígenes coordinadores, la mente unida con los apegos al atman, etc. cesará de ser. Pregunta: Si la mente cesa de ser, ¿qué llegará a ser de su continuidad? Si hay continuidad de mente, ¿cómo puede explicar su cesación?


Respuesta: Cuando hablamos de "cesación" es sólo de la cesación de las marcas de la mente corrupta, y no de la cesación de su esencia. Es como el caso del viento que, rozando la superficie del agua, deja las marcas de su movimiento. Si el agua cesara de ser, entonces las marcas del viento serían nulificadas y el viento no tendría un sostén sobre el cual demostrar su movimiento. Pero, dado que el agua no cesa de ser, las marcas del viento continúan. Porque solamente el viento es el que cesa, las marcas de su movimiento cesan por ende. Esto no es la cesación del agua. Así igual es con la ignorancia; sobre la base de la esencia de la Mente hay movimiento. Si la esencia de la Mente fuera a cesar, entonces las personas sería nulificadas y ellas no tendrían sostén. Pero dado que la esencia no cesa de ser, la mente continúa. Porque solamente la estupidez cesa de ser, las marcas de la estupidez de la mente cesan por ende. No es que la sabiduría [esto es, la esencia] de la Mente cesa.


Por las cuatro clases de penetración, los estados corruptivos y el estado puro emergen y continúan ininterrumpidamente. Ellos son (1) el estado puro, que es llamado Semejanza; (2) el origen de todas las corrupciones, el cual es llamado ignorancia; (3) la mente errónea, la cual es llamada "mente activadora"; (4) el mundo externo erróneamente concebido, el cual es llamado los "objetos de los cinco sentidos y de la mente". El significado de penetración: Las ropas en el mundo ciertamente no tienen esencia por ellas misma, pero si un hombre las penetra con perfumes, entonces ellas llegan a tener una esencia. Es lo mismo con el caso del que estamos hablando. El estado puro de Semejanza ciertamente no tiene corrupción, pero si es penetrado por la ignorancia, entonces las marcas de las corrupciones aparece en él. El estado corrupto de ignorancia es definitivamente libre de cualquier fuerza purificadora, pero si es penetrado por la Semejanza, entonces llega a tener una influencia purificadora.


a. Penetración de la Ignorancia


¿Cómo la penetración de la ignorancia da lugar al estado de corrupción y continúan ininterrumpidamente? Debe ser dicho que, en las bases de la Semejanza [específicamente, la iluminación original], la ignorancia [específicamente, la no-iluminación] aparece. La ignorancia, el origen primario del estado corrupto, penetra la Semejanza. Por esta penetración la mente errónea resulta. Por la mente errónea, los pensamientos erróneos más adelante traspasan y saturan en ignorancia. Mientras que el principio de Semejanza está todavía para realizarse, la mente errónea, desarrollando pensamientos de acuerdo con el estado de no-iluminación, predica erróneamente concibiendo objetos de los sentidos y de la mente. Estos objetos de los sentidos y de la mente erróneamente concebidos, los orígenes coordinadores en traer el estado corrupto, penetran en la mente errónea y causan que la mente errónea se apegue ella misma a sus pensamientos, creando variados karmas malignos, y pasando por toda clase de sufrimientos físicos y mentales. La penetración de los objetos de los sentidos y la mente erróneamente concebidos es de dos clases. Una es la penetración fundamental por la "mente activadora", que causa a los Arhats, a los Pratyeka-buddhas y a todos los Bodhisattvas experimentar el sufrimiento del samsara, y la otra es la penetración que acelera las actividades de la "consciencia discriminatoria del objeto" y que hace a los hombres ordinarios sufrir por la opresión de su karma. Las penetraciones de la ignorancia son de dos clases. Una es la penetración fundamental, dado que ella puede poner en operación la "mente activadora", y la otra es la penetración que desarrolla puntos de vista obstinados y apegos, dado que ella puede poner en operación la "consciencia discriminatoria del objeto".


b. La Penetración de la Semejanza


¿Cómo la penetración de la Semejanza hace surgir el estado puro que continúa ininterrumpidamente? Se puede decir que hay el principio de la Semejanza, y él puede penetrar en la ignorancia. A través de la fuerza de esta penetración, la Semejanza origina que la mente errónea deteste y repugne el sufrimiento del samsara y aspire al nirvana. Por la razón que esta mente, aunque todavía errónea, está ahora poseída con la repugnancia y la aspiración, ella penetra dentro de la Semejanza en eso que induce a la Semejanza a manifestarse a sí misma. Por lo tanto el hombre llega a creer en su naturaleza esencial, a saber que lo que existe es la actividad errónea de la mente y que el mundo de los objetos enfrente de él es inexistente, y a practicar las enseñanzas para liberarse él mismo del mundo de los objetos erróneamente concebido. Él sabe lo que realmente es – que no hay un mundo de los objetos frente a él – y por lo tanto, con variadas estrategias él practica direcciones por las cuales se ajusta él mismo a la Semejanza. Él no se apegará a nada ni dará surgimiento a ningún pensamiento erróneo. A través de la fuerza de esta penetración en la Semejanza, en un largo período de tiempo, su ignorancia cesa. Por esta cesación de la ignorancia, no habrá más surgimiento de las actividades erróneas de la mente. Por este no-surgimiento de las actividades erróneas de la mente, el mundo de los objetos como previamente se concebía cesa de ser; por la cesación de ambos, el origen primario (la ignorancia) y los orígenes coordinadores (los objetos), las marcas de la mente corrupta serán todas nulificadas. Esto es llamado "obteniendo el nirvana y efectuando actos espontáneos". La penetración de la Semejanza en la mente errónea es de dos clases. La primera es la penetración en la "consciencia del objeto discriminatorio". Por esta penetración, los hombres ordinarios y los Hinayanistas llegan a repugnar y aborrecer el sufrimiento del samsara, y acto seguido cada uno, de acuerdo a su capacidad, gradualmente avanza hacia la iluminación superior. La segunda es la penetración dentro de la mente. Por esta penetración, los Bodhisattvas avanzan al nirvana rápidamente con aspiración y determinación. Dos clases de penetración de la Semejanza en la ignorancia pueden ser identificadas. La primera es la "penetración a través de la manifestación de la esencia de la Semejanza", y la segunda es "la penetración a través de influencias externas".


(1) La Penetración a través de la Manifestación de la Esencia de la Semejanza


La esencia de la Semejanza es, desde el principio sin principio, conferida con el "perfecto estado de pureza". Ella es dotada con funciones supraracionales y con la naturaleza de manifestarse ella misma (literalmente, la naturaleza de hacer el mundo de los objetos). Por esas dos razones ella penetra perpetuamente en la ignorancia. A través de la fuerza de su penetración ella induce al hombre que deteste el sufrimiento del samsara, a buscar la bienaventuranza del nirvana, y, creyendo que él tiene el principio de la Semejanza dentro de él mismo, hacer que su mente se esfuerce a sí misma. Pregunta: Si esto es así, entonces todos los seres sintientes están dotados con la Semejanza y son igualmente penetrados por ella. ¿Por qué es que hay variedades infinitas de creyentes y no creyentes, y hay algunos que creen antes y otros después? Todos ellos deben, conociendo que ellos están dotados con el principio de la Semejanza en una ocasión u otra hacer el esfuerzo utilizando los medios convenientes y propios y todos deben igualmente obtener el nirvana. Respuesta: Aunque la Semejanza es originalmente una, sin embargo hay incontables e infinitos matices de ignorancia. Desde el principio la ignorancia está, por su naturaleza, caracterizada por la diversidad, y su grado de intensidad no es uniforme. Las corrupciones, más numerosas que las arenas del Gange, llegan a ser por las diferencias en intensidad de la ignorancia, y existen en formas múltiples; las corrupciones, tales como la creencia en la existencia del atman y la indulgencia en la pasión, se desarrolla por la ignorancia y existe en diferentes formas.


Todas estas corrupciones son traídas por la ignorancia eventualmente, en una forma infinitamente diversificada. Los Tathagatas solamente saben todo acerca de eso. En el Budismo hay una enseñanza concerniente al origen primario y los orígenes coordinadores. Cuando el origen primario y los orígenes coordinadores son proveídos suficientemente habrá la perfección de un resultado. Es como el caso de la madera: aunque ella posee latentemente la naturaleza del fuego que es el origen primario de quemarse, ella no puede quemarse por ella misma a menos que los hombres entiendan la situación y busquen los recursos para intentar actualizar el fuego de la madera prendiéndola o encendiéndola. De la misma forma un hombre, aunque esté en posesión del origen primario correcto, la Semejanza con su fuerza penetrante, no puede poner un final a sus corrupciones por él mismo solamente y entrar en el nirvana, a menos que él esté proveído con los orígenes coordinadores, diríamos, sus encuentros con los Buddhas, los Bodhisattvas, o los buenos amigos espirituales.


Incluso, aunque tenga los orígenes coordinadores con los que puede ser suficientemente proveído, si el principio puro [diríamos, la Semejanza] en su interior le falta la fuerza de penetración, entonces un hombre no puede ultimadamente aborrecer el sufrimiento del samsara y buscar la bienaventuranza en el nirvana. Sin embargo, si ambos, los orígenes primario y los coordinadores son suficientemente proveídos, entonces por su posesión de la fuerza de penetración de la Semejanza desde su interior y la protección compasiva de los Buddhas y Bodhisattvas del exterior, él es capaz de desarrollar la repulsión por el sufrimiento, creer que el nirvana es real, y cultivar su capacidad para el bien o la bondad. Y cuando su cultivo de la capacidad para la bondad madure, él, como resultado de eso, encontrará a los Buddhas y Bodhisattvas y será instruido, enseñado, beneficiado, y proveído de gozo, y entonces él será capaz de avanzar en el camino al nirvana.


(2) Penetración a través de las Influencias

Ésta es la fuerza del exterior afectando al hombre proveyéndole los orígenes coordinadores. Tales orígenes coordinadores externos tienen un número infinito de significados. Brevemente, ellos pueden ser explicados bajo dos categorías: nombradas, los orígenes coordinadores específicos, y los generales.


(a) Los Orígenes Coordinadores Específicos


Un hombre, desde el momento que aspira por primera vez a buscar la iluminación hasta que llega a ser Un Iluminado, ve o medita en los Buddhas y Bodhisattvas a medida que ellos se le manifiestan; algunas veces ellos aparecen como miembros de su familia, padres, o parientes, algunas veces como sirvientes, otras como amigos cercanos, y algunas veces como enemigos. A través de toda clase de acciones y actuaciones incalculables, tales como la práctica de las cuatro acciones de amor-compasivo, etc., ellos ejercitan la fuerza de la penetración creada por su gran compasión, y por lo tanto, son capaces de originar en los seres sintientes la fortaleza de su capacidad para el bien y son capaces de beneficiarlos a medida que ellos ven u oyen acerca de sus necesidades. Este origen coordinador especifico es de dos clases. Una es inmediata y capacita al hombre para obtener la liberación rápidamente; y la otra es remota y capacita al hombre para obtener la liberación después de un largo tiempo. Los orígenes inmediatos y remotos son de nuevo de dos clases: los orígenes que fortalecen al hombre en su práctica de los medios pertinentes para ayudar a otros, y aquellas que lo capacitan a obtener la iluminación.


(b) Los Orígenes Coordinadores Generales


Los Buddhas y los Bodhisattvas, todos ellos desean liberar al hombre, espontáneamente penetrándolos con sus influencias espirituales sin abandonarlos nunca. A través del poder de la sabiduría el cual es uno con la Semejanza, ellos manifiestan actividades en respuesta a las necesidades de los hombres y a medida que los miran y los oyen. Por este origen penetrante indiscriminadamente, los hombres son igualmente capaces, por medio de la concentración (samadhi), de ver los Buddhas. Esta penetración a través de la influencia de la sabiduría cuya esencia es una con la Semejanza está también dividida en dos categorías de acuerdo a los tipos de recipientes. La que todavía está por ser unida con la Semejanza. Los hombres ordinarios, los Hinayanistas, y aquellos Bodhisattvas quienes se han iniciado como devotos ellos mismos a las prácticas religiosas en la fuerza de su fe, siendo penetrados por la Semejanza a través de sus mentes y conciencias. No habiendo obtenido la mente indiscriminada, sin embargo, ellos todavía están por unirse con la esencia de la Semejanza, y no habiendo obtenido la perfección de la disciplina de las acciones libres, ellos todavía tienen que unirse con la influencia de la Semejanza. La otra categoría es la de los que ya están unidos con la Semejanza: los Bodhisattvas que realizan el Dharmakaya han obtenido la mente indiscriminada y están unidos con la esencia de los Buddhas; ellos, habiendo obtenido las acciones libres, están unidos con las influencias de la sabiduría de los Buddhas. Ellos individualmente se dedican ellos mismos con espontaneidad a sus disciplinas religiosas, en la fuerza de la Semejanza interior; penetrando en la Semejanza de forma que esa Semejanza se reclame y rescate a sí misma, ellos destruyen la ignorancia.


De nuevo, el principio corrupto (dharma), desde el principio sin principio, continúa perpetuamente penetrando hasta que perece por el logro de la Budeidad. Pero la penetración del principio puro no tiene interrupción ni final. La razón es que el principio de la Semejanza está siempre penetrando; por lo tanto, cuando la mente errónea cesa de ser, el Dharmakaya [explícitamente, la Semejanza, la iluminación original] se manifestará y se levantará para la penetración de las influencias de la Semejanza, y por lo tanto no habrá final para ella.



II. La Esencia Misma y los Atributos de la Semejanza, o Los Significados de Maha

A. La Magnitud de la Esencia de la Semejanza

La esencia de la Semejanza no conoce el aumento ni la disminución en los hombres ordinarios, en los Hinayanistas, en los Bodhisattvas, o en los Buddhas. Eso no fue traído a la existencia en el principio ni cesará de ser al final del tiempo; eso es eterno a través de la infinitud.

B. La Magnitud de los Atributos de la Semejanza

Desde el principio, la Semejanza en su naturaleza está completamente provista con todas las cualidades excelentes; específicamente, está dotada con la luz de la gran sabiduría, con las cualidades de iluminación del universo entero, de una mente pura y verdadera en su naturaleza; con la eternidad, la bienaventuranza, el Yo, y la pureza; de la refrescante confidencia propia, de la inmutabilidad, y la libertad. Está dotada con esas cualidades excelentes que sobrepasa las arenas del Ganges, que no son independientes, ni separadas de ella, o diferentes de la esencia de la Semejanza, y las cuales son atributos supraracionales de la Budeidad. Dado que está dotada completamente con todo eso, y no le falta nada, es llamada el Tathagata-garbha cuando está latente y también el Dharmakaya del Tathagata.

Pregunta: Fue explicado anteriormente que la esencia de la Semejanza es indiferenciada y nula o vacía de todas las características. ¿Por qué es entonces, que usted ha descrito su esencia como teniendo esas variadas cualidades excelentes?

Respuesta: A pesar del hecho de que ella tiene, en realidad, todas esas cualidades excelentes, no tiene ninguna característica de diferenciación; ella retiene su identidad y es de una esencia; la Semejanza es exclusivamente y solamente una.

Pregunta: ¿Qué significa esto?

Respuesta: Dado que es nula de individualización [que no tiene diferenciación], está libre de las características individuales; por lo tanto es uno sin segundo.

Pregunta: Entonces, ¿cómo puede usted hablar de diferenciación [específicamente, la pluralidad de las características de la Semejanza]?

Respuesta: En contraste a las características del fenómeno de la "mente activadora" las características de la Semejanza pueden ser inferidas.

Pregunta: ¿Cómo pueden ellas ser inferidas?

Respuesta: Todas las cosas son originalmente sólo de la mente; ellas de hecho trascienden los pensamientos. Sin embargo, la mente errónea, en la no-iluminación, hace surgir pensamientos impertinentes y predica el mundo de los objetos.

Siendo este el caso, nosotros definimos esta mentalidad como "el estado de ser destituido de la sabiduría (avidya: ignorancia)". La naturaleza esencial de la Mente es inmutable en eso de hacer surgir cualquier pensamiento erróneo, y por lo tanto, es el mismo opuesto de la ignorancia; de ahí que, se habla como teniendo las características de "la luz de la gran sabiduría". Cuando hay una operación o actividad particular percibida por la mente, los otros objetos que la mente no ha percibido permanecen sin percibir. La naturaleza esencial de la Mente es libre de cualquier percepción parcial; de ahí que, se habla de la Semejanza como teniendo la característica de "iluminar el universo entero". Cuando la mente está en actividad [revuelta/ motivada por la ignorancia], se caracteriza por ilusiones y corrupciones, muchas más que las arenas del Ganges, tales como la falta de la verdadera facultad de percepción, discernimiento, razonamiento y juicio, o sea la falta de la verdadera cognición, la ausencia de la naturaleza del yo, la impermanencia, la bienaventuranza, la impureza, la vehemencia, la ansiedad, el deterioro, la mutación, y la falta de libertad.

En contraste a esto, la naturaleza esencial de la Mente, sin embargo, es inmóvil [para ser exactos, imperturbable por la ignorancia]; por lo tanto, puede ser inferido que ella debe tener variadas cualidades puras y excelentes, un sinnúmero más que las arenas del Ganges. Pero si la mente hace surgir pensamientos inapropiados y más adelante predica el mundo de los objetos, ella continuará con la falta de esas cualidades. Todas estas innumerables cualidades excelentes del principio puro no son otras que aquellas de la Única Mente, y no hay nada que se tenga que buscar, como alternativa o en una forma nueva o diferente, por el pensamiento. Por lo tanto, eso que está dotado completamente con esas innumerables excelentes cualidades del principio puro, es llamado el Dharmakaya cuando se manifiesta y el Tathagata-garbha cuando está latente.

C. La Magnitud de las Influencias de la Semejanza

El Buddhas-Tathagatas, mientras estuvieron en las etapas de Bodhisattvahood, ejercitaron una gran compasión, practicaron paramitas y aceptaron y transformaron a los seres sientientes. Ellos tomaron los grandes votos, decidiendo liberar todos los seres sintientes a través de los incontables eones hasta el final del tiempo futuro, porque ellos miraron a todos los seres sintientes como se miraban a ellos mismos. Y hasta ahora, ellos nunca se han mirado como separados de los seres sintientes. ¿Por qué? Porque ellos sabían verdaderamente que todos los seres sintientes y ellos mismos eran idénticos en la Semejanza y que no podía haber distinciones entre ellos. Porque ellos poseían esa vasta sabiduría la cual puede ser aplicada a los medios pertinentes en busca de la iluminación, ellos extinguieron su ignorancia y percibieron el Dharmakaya original. Espontáneamente haciendo actividades incomprensibles y ejercitando influencias múltiples, ellos penetran en todas partes y su identidad con la Semejanza. Sin embargo ellos no revelan ninguna marca de sus influencias que puedan ser evidencias como tal. ¿Por qué? Porque los Buddhas-Tathagatas no son otros que el Dharmakaya mismo, y la encarnación de la sabiduría. Ellos pertenecen al dominio de la verdad absoluta, que trasciende el mundo donde la verdad relativa opera. Ellos están libres de cualesquiera actividades convencionales. Y sin embargo, por el hecho que los seres sintientes reciben el beneficio a través de ver y oír acerca de ellos, se puede hablar de sus influencias [para ser exactos, la Semejanza] en términos relativos.

Las influencias de la Semejanza son de dos clases. La primera es esa que es concebida por la mente de los hombres ordinarios y de los seguidores del Hinayana [para ser exactos, la influencia de la Semejanza como reflejada] en la "consciencia discriminatoria del objeto". Esto es llamado la influencia de la Semejanza en la forma de la "Transformación del Cuerpo" (Nirmanakaya). Porque ellos no conocen que es proyectada por la "mente evolutiva", la miran como viniendo del exterior; ellos asumen que ella tiene una limitación corpórea porque su entendimiento es limitado. La segunda es esa la cual es concebida por la mente de los Bodhisattvas, desde la primera etapa de aspiración a las etapas superiores [para ser exactos, la influencia de la Semejanza como reflejada] en la mentalidad que mira los objetos como irreales. Esto es llamado la influencia de la Semejanza en la forma del "Cuerpo Bienaventurado" (Sambhogakaya). Ella tiene un numero infinito de formas corpóreas, cada forma tiene un número infinito de marcas mayores, y cada marca mayor tiene un número infinito de marcas sutiles. La tierra donde ella tiene su morada tiene innumerables adornos. Se manifiesta ella misma sin ninguna limitación; sus manifestaciones son inagotables y libres de limitaciones. Se manifiesta ella misma de acuerdo con las necesidades de los seres sintientes; y sin embargo siempre permanece firme sin destruirse o perderse ella misma. Estas cualidades excelentes fueron perfeccionadas por la penetración pura adquirida por la práctica de los paramitas y la penetración supraracional de la Semejanza.

Dado que la influencia es dotada con atributos infinitos de bienaventuranza, se habla de ella como el "Cuerpo Bienaventurado". Lo que es visto por los hombres ordinarios es solamente las vulgares formas corpóreas de la manifestación de la Semejanza. Dependiendo de dónde está uno en los seis estado transmigratorios, su visión de ella será diferente. Las visiones de ella concebidas por los seres no-iluminados no son en una forma de Bienaventuranza; esta es la razón de por qué se le llama "Cuerpo en Transformación" [para ser exactos, el cuerpo apareciendo similarmente al que lo concibe]. Los Bodhisattvas en su primera etapa de aspiración y en las otras, por su fe profunda en la Semejanza, tienen una visión parcial en la naturaleza de la influencia de la Semejanza. Ellos saben que las cosas del "Cuerpo Bienaventurado", tales como sus formas corporales, marcas mayores, adornos, etc., no vienen del exterior o se van, ellas son libres de limitaciones, y que ellas están visualizadas solamente con la mente y no son independientes de la Semejanza. Estos Bodhisattvas, sin embargo, no están libre del pensamiento dualístico, dado que ellos todavía no han entrado en la etapa donde ellos ganan la completa realización del Dharmakaya. Si ellos avanzan al "estado de esperanza y coraje puros", las formas que ellos ven serán sutiles y las influencias de la Semejanza serán más excelentes que nunca antes. Cuando ellos dejan la etapa final de Bodhisattvahood, ellos perfeccionarán su visión en la Semejanza. Cuando ellos llegan a ser libres de la "mente activadora" ellos serán libres de percibir la dualidad. El Dharmakaya de los Buddhas no conoce ni sabe tales cosas como distinguir esto de aquello.

Pregunta: Si el Dharmakaya de los Buddhas es libre de la manifestación de la forma corpórea, ¿cómo puede aparecer en forma corpórea?

Respuesta: Dado que el Dharmakaya es la esencia de la forma corpórea, es capaz de aparecer en forma corpórea. La razón por la que esto se dice es que la forma desde el principio de la forma corporal y la Mente han sido no-dual. Dado que la naturaleza esencial de la forma corpórea es idéntica con la sabiduría, la esencia de la forma corpórea que todavía tiene que ser dividida en formas tangibles es llamada el "cuerpo de la sabiduría". Dado que la naturaleza esencial de la sabiduría es idéntica con la forma corpórea, la esencia de la forma corpórea que todavía tiene que ser dividida en formas corpóreas es llamada Dharmakaya penetrando en todas partes. Sus formas corpóreas manifestadas no tienen limitación. Ella puede ser libremente manifestada como un número infinito de Bodhisattvas y Buddhas del Cuerpo Bienaventurado, y como los adornos en las diez residencias del universo. Cada una de ellas no tiene limitaciones ni interferencias. Todo esto es incomprensible para el pensamiento dualístico de la mente y la consciencia erróneas, porque ellas son el resultado de la influencia libre de la Semejanza.

III. Del Samsara al Nirvana

Finalmente, cómo entrar en el dominio o reino de la Semejanza desde el dominio o reino del samsara será revelado. Examinando los cinco componentes, encontramos que ellos pueden ser reducidos a materia (el objeto) y mente (el sujeto). Los objetos de los cinco sentidos y de la mente están en el análisis final más allá de lo que ellos se pensaron que estuvieran. Y la mente misma carece de cualquier forma o marca y es, por lo tanto, inaccesible o imposible de obtener como tal, no importa donde uno la busque. Al igual que un hombre, que ha perdido su camino, escoge al este por el oeste, aunque las direcciones reales no hayan cambiado de lugar, así las personas, por su ignorancia, asumen que la Mente (la Semejanza) es lo que ellos piensan que es, aunque la Mente de hecho no está afectada incluso si eso es predicado falsamente. Si un hombre es capaz de observar y entender que la Mente está más allá de lo que se piensa que es, entonces él será capaz de conformarse, aceptar las cosas y entrar en el dominio de la Semejanza.

CAPÍTULO DOS - La Corrección de los Apegos Inmorales e Inicuos

Todos los apegos malignos se originan de puntos de vista prejuiciados; si un hombre es libre de prejuicio, él estará libre de apegos inmorales e inicuos. Hay dos clases de puntos de vista prejuiciados: uno es el punto de vista prejuiciado sostenido por aquellos que no son libres de la creencia en el atman [específicamente, los hombres ordinarios]; el otro es el punto de vista prejuiciado sostenido por aquellos que creen que los componentes del mundo son reales [específicamente, los Hinayanistas].

I. Los Puntos de Vista Prejuiciados sostenidos por los Hombres Ordinarios

Hay cinco clases de puntos de vista Prejuiciados sostenidos por los hombres ordinarios que pueden ser discutidos. Considerando lo que está explicado en el sutra de que el Dharmakaya del Tathagata es, en el análisis final, la quietud, al igual que un espacio vacío, los hombres ordinarios piensan que la naturaleza del Tathagata es, definitivamente, la misma que un espacio vacío, porque ellos no conocen que el propósito del sutra es erradicar sus apegos.

Pregunta: ¿Cómo puede ser esto corregido?

Respuesta: La forma de corregir este error es entender claramente que "el espacio vacío" es un concepto falso, la sustancia de lo no-existente e irreal. Es simplemente fundado con relación a sus objetos corporales correlativos. Si eso es pensado, como un ser llamado no-ser, un ser negativo, entonces debe ser descartado, porque eso causa que la mente permanezca en el samsara. De hecho no hay objetos corporales externos, porque todos los objetos son originalmente de la mente. Y mientras no haya del todo, objetos corporales, el "espacio vacío" no puede existir. Todos los objetos son solamente de la mente; pero cuando las ilusiones surgen, los objetos que son observados como reales aparecen o llegan a ser visibles. Cuando la mente es libre de sus actividades fraudulentas y mentirosas, entonces todos los objetos imaginados como reales se desvanecen ellos mismos. Lo que es real, la única y verdadera Mente, penetra todas partes. Este es el significado final de la gran y comprensiva sabiduría del Tathagata. El Dharmakaya es, definitivamente, diferente al "espacio vacío".

Considerando eso que está explicado en el sutra de que todas las cosas en el mundo, en su análisis final, son vacías en su sustancia, y que el nirvana o el principio de la Semejanza es también absolutamente vacío desde el principio y completamente falto de cualquier característica, ellos, no conociendo que el propósito del sutra es erradicar sus apegos, piensan que la naturaleza esencial de la Semejanza o nirvana es simplemente vacía.

Pregunta: ¿Cómo puede ser esto corregido?

Respuesta: La forma de corregir este error es clarificar, que la Semejanza o el Dharmakaya no es vacío, sino que está dotado con innumerables cualidades excelentes. Considerando eso que está explicado en el sutra de que no hay aumento o disminución en el Tathagata-garbha y que es proveído o dotado en su esencia con todas las cualidades excelentes, ellos, no siendo capaces de entender, piensan que en el Tathagata-garbha hay pluralidad de mente y materia.

Pregunta: ¿Cómo puede ser esto corregido?

Respuesta: Ellos deben ser instruidos sobre la declaración en el sutra que dice, "no hay aumento o disminución en el Tathagata-garbha", está hecha solamente de acuerdo con el aspecto absoluto de la Semejanza, y la declaración que dice, "está dotado con todas las cualidades excelentes", está hecha de acuerdo con el punto de vista o posición pluralística [aspecto relativo] sostenida por las mentes erróneas en el samsara. Considerando que en el sutra está explicado que todos los estados corruptos del samsara en el mundo existen sobre la base del Tathagata-garbha y que por lo tanto ellos son no independientes de la Semejanza, ellos, no entienden esto, y piensan que el Tathagata-garbha literalmente contiene en sí mismo todos los estado corruptos de samsara en el mundo.

Pregunta: ¿Cómo puede ser esto corregido?

Respuesta: Para corregir este error debe ser entendido que el Tathagata-garbha, desde el principio, contiene solamente cualidades puras excelente que sobrepasan las innumerables arenas del Ganges, y no son independientes, ni separadas, o diferentes de la Semejanza; que los estados sucios de corrupción que sobre sobrepasa las arenas del Ganges, no son independientes, ni separados o diferentes de la Semejanza; que los estados sucios de corrupción que sobrepasan las arenas del Ganges, meramente existen en la ilusión; son, desde el principio, no-existentes; y desde el principio sin principio nunca han estado unidos con el Tathagata-garbha. Nunca ha pasado que el Tathagata-garbha haya contenido estados falsos o erróneos en su esencia y que eso se induce a sí mismo al realizar la Semejanza para extinguir para siempre sus estados falsos o erróneos. Considerando que está explicado en el sutra que sobre el principio del Tathagata-garbha hay igualmente un samsara como el logro del nirvana, ellos, sin entender eso, piensan que hay un principio para los seres sintientes. Dado que ellos suponen un principio, ellos suponen también que el nirvana logrado por el Tathagata tiene un final y que él a su debido tiempo llegará ser un ser sintiente.

Pregunta: ¿Cómo esto puede ser corregido?

Respuesta: La forma de corregir este error es explicar que el Tathagata-garbha no tiene principio, y que por lo tanto la ignorancia no tiene principio. Si cualquiera afirma que los seres sintientes llegan a la existencia fuera de este mundo triple, él sostiene el punto de vista dado en las escrituras de los herejes. De nuevo, el Tathagata-garbha no tiene final; y el nirvana obtenido por los Buddhas, siendo uno con él, igualmente no tiene final.

II. Los Puntos de Vista Prejuiciados Sostenidos por los Hinayanistas

Por su capacidad inferior, el Tathagata predica a los Hinayanistas solamente la doctrina de la no-existencia del atman y no predica sus doctrinas en su totalidad; como resultado, los Hinayanistas han llegado a creer que los cinco componentes, los constituyentes de la existencia samsárica, son reales; estando aterrorizados por el pensamiento de estar sujetos al nacimiento y muerte, ellos erróneamente se apegan ellos mismos al nirvana.

Pregunta: ¿Cómo esto puede ser corregido?

Respuesta: La forma de corregir este error es poner en claro que los cinco componentes en su naturaleza esencial no nacen y por lo tanto, son imperecederos – que lo que se hace de los cinco componentes está, desde el principio, en el nirvana. Finalmente, para estar completamente libre de apegos erróneos, uno debe saber que ambos estados, el corrupto y el puro son relativos y no tienen marcas particulares de su propio ser que puedan ser discutidas. Por lo tanto, todas las cosas desde el principio no son ni materia ni mente, ni sabiduría ni consciencia, ni ser ni no-ser; ellas son en última instancia inexplicables. Y todavía se puede hablar de ellas. Debe ser entendido que los Tathagatas, aplicando sus medios pertinentes, hacen uso del habla convencional en una forma provisional para guiar a las personas, de forma que puedan ser libre de sus pensamientos falsos y erróneos y puedan regresar a la Semejanza; porque si alguien piensa de algo como real y absoluto en su propia exactitud, él causa que su mente sea atrapada en el samsara y consecuentemente no puede entrar en el estado saturado con la visión verdadera [específicamente, la iluminación].

CAPÍTULO TRES – El Análisis de los Tipos de Aspiración por la Iluminación, o Los Significados de Yana

Todos los Bodhisattvas que aspiran a la iluminación (bodhi: en chino, el tao) realizadas por todos los Buddhas, se disciplinan ellos mismo para llegar al final, y avanzan hacia ella. Brevemente, tres tipos de aspiración por la iluminación pueden ser distinguidos. La primera es la aspiración por la iluminación a través de la perfección de la fe. La segunda es la aspiración por la iluminación a través del entendimiento y las acciones. La tercera es la aspiración por la iluminación a través de la visión interior.

I. La Aspiración por la Iluminación a través de la Perfección de la Fe

Pregunta: ¿Por quién y a través de qué clase de disciplina puede la fe ser perfeccionada de forma que la aspiración por la iluminación pueda ser desarrollada?

Respuesta: Entre aquellos que pertenecen al grupo de los indeterminados, hay algunos que, por virtud de su capacidad excelente por la bondad desarrollada a través de la penetración, creen en la ley de la retribución del karma y observan los diez preceptos. Ellos aborrecen el sufrimiento del samsara y desean buscar la suprema iluminación. Habiendo sido capaz de encontrar a los Buddhas, ellos les sirven, los honran, y practican la fe. Su fe será perfeccionada después de diez mil eones. Su aspiración por la iluminación será desarrollada, ya sea a través de la instrucción de los Buddhas y los Bodhisattvas, o por su gran compasión hacia sus compañeros, los otros seres en sufrimiento, o por su deseo de preservar para que no se extinga la enseñanza superior. Aquellos que son por lo tanto capaces de desarrollar su aspiración a través de la perfección de la fe entrarán en el grupo de los determinados y nunca retrocederán. Ellos son llamados los que están unidos con la causa correcta para la iluminación y que habitan entre aquellos que pertenecen a la familia del Tathagata.

Hay, sin embargo, personas entre aquellos que pertenecen al grupo de los indeterminados que su capacidad para la bondad es menor y que sus corrupciones, habiéndose acumulado desde un pasado distante, están enraizadas profundamente. Aunque ellas pueden también conocer a los Buddhas y honrarlos, ellos desarrollarán meramente la potencialidad de nacer como hombres, como habitantes en el cielo, o como seguidores del Hinayana. Incluso si ellos deben buscar al Mahayana, ellos algunas veces progresarían y algunas veces retrocederían por la naturaleza inconsciente de su capacidad. Y también hay algunos que honran los Buddhas y que, antes de que pasen diez mil eones, desarrollarán una aspiración por algunas circunstancias favorables. Estas circunstancias pueden ser la vista de la forma corporal de los Buddhas, el honrar a los monjes, el recibir las instrucciones de los seguidores del Hinayana, o la imitación de la aspiración de los otros. Pero esos tipos de aspiración son todas inconscientes, porque si los hombres que las sostienen se encuentran con circunstancias desfavorables, ellos reincidirán y retrocediendo a la etapa de obtención de los seguidores del Hinayana.

Ahora bien, en desarrollar la aspiración para la iluminación a través de la perfección de la fe, ¿qué clase de mente tiene que ser cultivada? Hablando brevemente, tres clases pueden ser discutidas. La primera es la mente integra caracterizada por la honestidad, la franqueza y la rectitud, porque ella medita correctamente sobre el principio de la Semejanza. La segunda es la mente profunda y penetrante, porque no hay límites para su acumulación bienaventurada de todas clases de bondades. La tercera es la mente llena con una gran compasión, por sus deseos para arrancar de raíz los sufrimientos de todos los seres sintientes.

Pregunta: Anteriormente ha sido explicado que el Mundo de la Realidad es uno, y que la esencia de los Buddhas no tiene dualidad. ¿Por qué es que las personas no meditan solamente sobre su propia creencia sobre la Semejanza, sino que deben aprender a practicar buenas acciones?

Respuesta: Al igual que una gema preciosa es brillante y pura en su esencia pero está manchada con impurezas, así también es el hombre. Incluso si él medita en su preciosa naturaleza, a menos que la lustre en variadas formas con los medios pertinentes, nunca será capaz de purificarla. El principio de la Semejanza en los hombres es absolutamente puro en su naturaleza esencial, pero está lleno de impurezas de corrupciones incalculables. Incluso si un hombre medita en la Semejanza, a menos que haga el esfuerzo para ser penetrado por ella en variadas formas aplicando los medios pertinentes, él ciertamente no puede llegar a ser puro. Dado que el estado de impureza es ilimitado, penetrando a través de todos los estados del ser, es necesario contrarrestarlo y purificarlo por medio de la práctica de todas clases de buenas acciones. Si un hombre hace eso, él naturalmente regresará al principio de la Semejanza.

En cuanto a los medios pertinentes, hay, diciéndolo brevemente, cuatro clases:

La primera es, los medios fundamentales para ser practicados. Diríamos, un hombre medita en el hecho de que todas las cosas en su naturaleza esencial no nacen, separándose él mismo de puntos de vista erróneos, falsos e ilusivos, de forma que no habita en el samsara. Al mismo tiempo él medita en el hecho de que todas las cosas son producto de la unión del origen primario y las causas u orígenes coordinadores, y que el efecto del karma nunca se perderá. De acuerdo con eso, él tiene que cultivar la gran compasión, practicar las acciones meritorias, y aceptar y transformar los seres sintientes igualmente, sin habitar en el nirvana, porque él se conforma él mismo a las funciones de la naturaleza esencial de la Realidad (dharmata) que no conoce fijación o pasión.

La segunda es el medio de detener las tribulaciones. La práctica de desarrollar un sentido de humillación /humildad y arrepentimiento, puede detener todas las tribulaciones y prevenirlas de crecer, porque uno tiene que conformarse a sí mismo a la perfección y excelencia de la naturaleza esencial de la Realidad.

La tercera es el medio de incrementar la capacidad para el bien que ya ha sido desarrollado. Diríamos, un hombre debe diligentemente honrar y respetar a los Tres Tesoros, y debe alabar, regocijarse en ellos, e implorar a los Buddhas. Por la sinceridad de su amor y respeto por los Tres Tesoros, su fe se hará fuerte y él será capaz de buscar la consumada iluminación. Más adelante, siendo protegido por los Buddhas, el Dharma y la Sangha, él será capaz de borrar los impedimentos de su karma maligno. Su capacidad para el bien no retrocederá porque él será transformado él mismo a la naturaleza esencial de la Realidad, que está libre de obstáculos o impedimentos producidos por la estupidez.

La cuarta es el medio del gran voto para la salvación universal. Esto es, tomar los votos o hacer la promesa determinada e inquebrantable de que uno liberará todos los seres sintientes, hasta el último, no importa cuanto tiempo pueda tomar el hacer que ellos alcancen el nirvana perfecto, porque uno mismo estará conforme con la naturaleza esencial de la Realidad que está caracterizada por la ausencia de discontinuidad. La naturaleza esencial de la Realidad lo abarca todo, y penetra a todos los seres sintientes; está en todas partes igualmente y sin ninguna dualidad; ella no distingue esta forma de aquella, porque en el análisis final, es el estado de quietud y equilibrio.

Cuando un Bodhisattva desarrolla esta aspiración por la iluminación a través de la fe, él será capaz, hasta cierto grado, de realizar el Dharmakaya. Por esta realización del Dharmakaya, y porque él está guiado por la fuerza del voto que ha hecho para liberar todos los seres sintientes, él es capaz de presentar ocho tipos de manifestación de él mismo para el beneficio de todos los seres sintientes. Ellas son: el descenso del cielo de Tushita; la entrada en un útero humano; el mantenerse en el útero; el nacimiento; la renunciación; la obtención de la iluminación; el girar la rueda del Dharma (la doctrina); y la entrada en el nirvana. Sin embargo, no puede decirse que tal Bodhisattva ha perfectamente realizado el Dharmakaya, porque todavía no ha destruido completamente la corriente del karma maligno que ha acumulado en las existencias innumerables del pasado. Él debe sufrir algunas tribulaciones pequeñas derivadas del estado de su nacimiento. Sin embargo, esto es debido a la decisión libre que ha hecho de llevar a cabo el gran voto de salvación universal para entender el sufrimiento de los otros, y no, porque su ser esté restringido por el karma. Se dice en un sutra que hay algunos Bodhisattvas de esta clase que pueden regresar y caer en los estados maléficos de existencia, pero esto no se refiere a una regresión real. Se dice esto meramente para amedrentar y hacer surgir el heroísmo de los Bodhisattvas novatos iniciados que todavía no se han unido al grupo de los determinados, y que pueden ser indolentes. Más adelante, tan pronto como esta aspiración ha surgido en los Bodhisattvas, ellos dejan la cobardía atrás y no tienen temor incluso de caer en el estado de los seguidores del Hinayana. Aunque ellos oyen que deben sufrir adversidades extremas por innumerables eones antes de que puedan obtener el nirvana, ellos no sienten ningún temor, porque creen y saben que desde el principio todas las cosas son de ellas mismas en el nirvana.

II. La Aspiración para la Iluminación a través del Entendimiento y las Acciones

Debe ser entendido que este tipo o clase de aspiración es todavía más excelente que la anterior. Porque los Bodhisattvas que abrigan esta aspiración son aquellos que están casi al terminar el primer término de los incalculables eones, dado que el tiempo cuando ellos primero tuvieron la fe correcta, ellos habían llegado a tener un entendimiento profundo del principio de la Semejanza y a no tener apegos a sus logros obtenidos a través de la disciplina. Conociendo que la naturaleza esencial de la Realidad es libre de avaricia, ellos, en conformidad a eso, se dedican a sí mismos a la perfección de la caridad. Conociendo que la naturaleza esencial de la Realidad es libre de las corrupciones que se originan de los deseos de los cinco sentidos, ellos, en conformidad a eso, se dedican a sí mismos, a la perfección de los preceptos. Conociendo que la naturaleza esencial de la Realidad no tiene sufrimientos y es libre de enojo y ansiedad, ellos, en conformidad a eso, se dedican a sí mismos, a la perfección de la tolerancia. Conociendo que la naturaleza esencial de la Realidad no hace ni tiene ninguna distinción de cuerpo y mente y está libre de la indolencia, ellos, en conformidad a eso, se dedican a sí mismos a la perfección del fervor. Conociendo que la naturaleza esencial de la Realidad es siempre calma y libre de confusión en su esencia, ellos, en conformidad a eso, se dedican a sí mismos a la perfección de la meditación. Conociendo que la naturaleza esencial de la Realidad es siempre caracterizada por la gnosis y es libre de la ignorancia, ellos, en conformidad a eso, se dedican a sí mismos a la perfección de la sabiduría.

III. La Aspiración por la Iluminación a través de la Visión Interna

En cuanto a los Bodhisattvas de este grupo, que se extiende desde la "etapa de devoción pura" a la "última etapa de Bodhisattvahood", ¿qué objetos ellos realizan? Ellos realizan la Semejanza. Nosotros hablamos de eso como un objeto por la "mente evolutiva", pero de hecho no hay objeto en esta realización que puede ser declarado en términos de la relación de objeto-sujeto. Sólo hay la visión interna de la Semejanza trascendiendo ambos, el que ve y lo visto; llamamos esto la experiencia del Dharmakaya. Los Bodhisattvas de este grupo pueden, en un instante de pensamiento, ir a todos los mundos del universo, honrar los Buddhas, y pedirles que giren la rueda del Dharma. Para guiar y beneficiar todos los hombres, ellos no dependen en la ayuda de palabras. Algunas veces, por el bien de los hombres de voluntad-débil, ellos demuestran como obtener rápidamente la iluminación perfecta omitiendo las etapas del Bodhisattva. Y algunas veces, por el bien de los hombres indolentes, ellos dicen que los hombres pueden obtener la iluminación al final de innumerables eones. Por lo tanto, ellos pueden demostrar innumerables medios adecuados y hazañas o proezas supraracionales. Pero en realidad todos esos Bodhisattvas son el mismo en eso de que son iguales en su linaje, su capacidad, su aspiración y su realización de la Semejanza; por lo tanto, no hay tal cosa como omitir las etapas, porque todos los Bodhisattvas deben pasar a través de tres términos de innumerables eones antes de que puedan obtener completamente la iluminación. Sin embargo, por las diferencias en los variados seres, hay también diferentes formas de enseñarles lo que deben practicar.

Las características de la aspiración para la iluminación contempladas y sostenidas por un Bodhisattva perteneciente a este grupo pueden ser identificadas en términos de los tres modos sutiles de actuar de la mente. El primero es la mente verdadera, porque está libre de la discriminación intelectual falsa. El segundo es la mente capaz de aplicar los medios pertinentes, porque penetra en todas partes espontáneamente y beneficia a los seres sintientes. El tercero es la mente sujeta a la influencia del karma operando subconscientemente, porque aparece y desaparece en las formas más sutiles. De nuevo, un Bodhisattva de este grupo, cuando trae sus cualidades excelentes a la perfección, se manifiesta a sí mismo en el cielo de Akanishta (el cielo supremo en el mundo de la forma, de acuerdo a la cosmología del Budismo Indio) como el ser físico supremo en el mundo. A través de la sabiduría unida con la iluminación original de la Semejanza en un instante de pensamiento, repentinamente él extingue la ignorancia. Entonces él es llamado aquel que ha obtenido el conocimiento que todo lo abarca. Haciendo actos supraracionales espontáneamente, él se puede manifestar a sí mismo en todas partes en el universo y beneficiar todos los seres sintientes.

Pregunta: Dado que el espacio es infinito, los mundos son infinitos. Dado que los mundos son infinitos, los seres son infinitos. Dado que los seres son infinitos, la variedad de sus mentalidades debe también ser infinita. Los objetos de los sentidos y la mente deben por lo tanto ser ilimitados, y es difícil conocerlos y entenderlos todos. Si la ignorancia es destruida, no habrá pensamientos en la mente. ¿Cómo entonces puede una comprensión que no tiene contenido ser llamada "el conocimiento que todo lo abarca?"

Respuesta: Todos los objetos son originalmente de la Mente Única y están más allá de la determinación del pensamiento. Porque las personas no-iluminadas perciben objetos en su ilusión, ellas imponen limitaciones en sus mentes. Dado que ellas erróneamente desarrollan esos pensamientos decisivos [con firme propósito] que no corresponden a la Realidad (dharmata), ellos son incapaces de alcanzar cualquier comprensión completa. Los Buddhas-Tathagatas son libres de todos los puntos de vista y pensamientos perversos que bloquean la visión correcta; por lo tanto, no hay ni una esquinita en donde la comprensión no penetre. Su Mente es verdadera y real; por lo tanto, no es otra cosa que la naturaleza esencial de todas las cosas.

Los Buddhas, por su naturaleza extraordinaria, pueden esparcir luz sobre todos los objetos concebidos en la ilusión. Ellos están dotados con una influencia de la gran sabiduría que funciona como la aplicación de innumerables medios pertinentes. Acomodándose ellos mismos a la capacidad del entendimiento de los variados seres sintientes, ellos pueden revelarles los múltiples significados de la doctrina. Ésta es la razón por las que ellos pueden ser llamados, aquellos que tienen "el conocimiento que todo lo abarca".

Pregunta: Si los Buddhas son capaces de hacer actos espontáneos, para manifestarse ellos mismos en todas partes, y para beneficiar a todos los seres sintientes, entonces todos los seres sintientes deberían ser capaces, mirando sus formas físicas, y testificando sus milagros, u oyendo sus sermones o prédicas, ganar el beneficio. ¿Por qué entonces la mayoría de las personas en este mundo no son capaces de ver los Buddhas?

Respuesta: El Dharmakaya de todos los Buddhas, siendo uno y el mismo en todas partes, es omnipresente. Dado que los Buddhas están libres de cualquiera fijación de pensamiento, sus actos, se dice, que son "espontáneos". Ellos se revelan ellos mismos de acuerdo con las mentalidades de todos los variados seres sintientes. La mente de los seres sintientes es como un espejo. Al igual que un espejo no puede reflejar imágenes si está cubierto con barro y suciedad, así el Dharmakaya no puede aparecer en la mente de los seres sintientes si está cubierta con la suciedad de las corrupciones.

PARTE 4 – Sobre la Fe y la Práctica

Habiendo ya discutido la interpretación, ahora presentaremos una discusión de la fe y la práctica. Esta discusión está destinada para aquellos que todavía no se han unido al grupo de seres que están determinados a obtener la iluminación.

Sobre las Cuatro Clases de Fe

Pregunta: ¿Qué clase de fe debería un hombre tener y como debería practicarla?

Respuesta: Brevemente, hay cuatro clases de fe. La primera es la fe en el Origen Final o Último. Por esta fe un hombre llega a meditar con goce en el principio de la Semejanza. La segunda es la fe en las cualidades excelentes innumerables de los Buddhas. Por esta fe un hombre llega a meditar sobre ellas siempre, para dirigirse cerca de ellas en asociación, para honrarlas, y para respetarlas, desarrollando su capacidad por el bien y buscando el conocimiento que todo lo abarca. La tercera es la fe en el gran beneficio del Dharma (las Enseñanzas). Por esta fe un hombre llega constantemente a recordar y practicar las disciplinas variadas que guían hacia la iluminación. La cuarta es la fe en la Sangha (Comunidad Budista) cuyos miembros son capaces de dedicarse a la práctica de la beneficencia, ambas, para ellos mismos y para otros. Por esta fe un hombre llega a acercarse con gozo constantemente a la asamblea de Bodhisattvas y buscar la instrucción de ellos en la práctica correcta.

Sobre las Cinco Prácticas

Hay cinco formas de prácticas que capacitará a un hombre a perfeccionar su fe. Ellas son las prácticas de la caridad, la observancia de los preceptos, la paciencia, el fervor, y la cesación de las ilusiones y la clara observación.

Pregunta: ¿Cómo un hombre debe practicar la caridad?

Respuesta: Si él ve a alguien que llega a él mendigando, le debe dar sus riquezas y otras cosas en su posesión de la medida en que él sea capaz de poder hacerlo; mientras él se está liberando del egoísmo y la avaricia, él causa que el mendigo esté gozoso. O, si ve alguno que está en adversidad, en temor, o en un peligro grave, él debe, de acuerdo con su habilidad y entendimiento, explicarle a través del uso de los medios pertinentes. Haciendo eso, sin embargo, no debe esperar ninguna fama, ganancia material, o respeto, sino que deberá pensar solamente en beneficiarse él mismo y otros igualmente y extendiendo el mérito que ha ganado con la práctica de la caridad hacia el logro de la iluminación.

Pregunta: ¿Cómo deberá él practicar la observancia de los preceptos?

Respuesta: Él no matará, no robará, no cometerá adulterio, no calumniará, no difamará, no mentirá o hablará exageradamente. Él tiene que liberarse a sí mismo del egoísmo, de los celos, de la corrupción, de la deshonestidad, de la furia, del odio y los puntos de vista perversos. Si da la casualidad que es un monje o una monja que ha renunciado a la vida familiar, debe también, para borrar y suprimir las corrupciones, mantenerse alejado del tumultuoso ir y venir del mundo y, siempre residir en la privacidad, debe aprender a contentarse con los menos deseos posibles y debe practicar entusiasmadamente disciplinas ascéticas. Él debe estar temeroso y lleno de terror por cualquier pequeña falta y debe sentirse avergonzado y arrepentido. Él no debería tomar a la ligera cualquiera de los preceptos del Tathagata. Debería protegerse a sí mismo de insultar y de demostrar antipatía así como no excitar o provocar a las personas en su desilusión para que cometan cualquier ofensa o pecado.

Pregunta: ¿Cómo debe él practicar la paciencia?

Respuesta: Él debe ser paciente con las acciones irritantes de los otros y no darle cabida a los pensamientos de venganza, debe también ser paciente en las materias de ganar o perder, de honor y deshonor, de elogio o censura, de sufrimiento o gozo, etc.

Pregunta: ¿Cómo debe él practicar el fervor?

Respuesta: Él no debe tener lentitud en hacer el bien, debe ser firme en su resolución, y debe remover su cobardía. Debe recordar que desde el pasado distante, él ha estado atormentado en vano por todos los grande sufrimientos del cuerpo y de la mente. Por esto él debe practicar diligentemente las variadas acciones meritorias, beneficiándose a él mismo y a otros, y debe liberarse él mismo rápidamente de los sufrimientos. Incluso si un hombre practica la fe, pero está obstruido por el karma maligno derivado de sus graves pecados en las vidas previas, él puede ser perturbado por la Tentadora / Tentación diabólica (Mara) y sus demonios, o enredado en toda clase de asuntos mundanos, o afligido por el sufrimiento de la enfermedad. Hay muchos y grandes obstáculos de esta clase. Él debe, por lo tanto, ser valiente y ferviente, y en los seis intervalos de cuatro-horas del día y la noche deberá rendir homenaje a los Buddhas, arrepentirse de corazón, implorarles a los Buddhas por su guía, regocijarse en la felicidad de los otros, y dirigir todos los meritos consecuentemente adquiridos al logro de la iluminación. Si él nunca abandona estas prácticas, será capaz de evitar los variados obstáculos a medida que su capacidad por el bien o la bondad aumenta.

Pregunta: ¿Cómo debe él practicar la cesación y la observación clara?

Respuesta: Lo que se llama "cesación" significa ponerle un paro o detener todas las características (lakshana) del mundo de los objetos sensoriales y de la mente, porque eso significa seguir el método samatha (la tranquilidad) de meditación. Lo que se llama "observación clara" significa percibir clara y específicamente las características del fenómeno de la causalidad condicionada (samsara), porque eso significa seguir el método vipasyana (de discernimiento) de meditación.

Pregunta: ¿Cómo él debe seguir esas formas?

Respuesta: Él debe, paso por paso, practicar estos dos aspectos y no separar el uno del otro, porque sólo entonces ambos serán perfeccionados.

La Práctica de la Cesación

Si hubiera un hombre que deseara practicar la "cesación", él debería permanecer en un lugar quieto y sentarse erecto en calma. Su atención no debe estar enfocada ni en la respiración ni en cualquier forma o color, ni en el espacio vacío, ni la tierra, ni el agua, ni el fuego, ni incluso en lo que ha sido visto, oído, recordado, o concebido. Todos los pensamientos, tan pronto como son fabricados, son descartados, e incluso los pensamientos que se usan para descartarlos también deben ser apartados, porque todas las cosas están esencialmente en el estado de pensamientos en trascendencia, y no deben ser creados de momento a momento ni extinguidos de momento a momento; por lo tanto uno debe de conformarse con la naturaleza esencial de la Realidad (dharmata) a través de la práctica de la cesación. Y no es que él primeramente debe meditar sobre los objetos de los sentidos en el mundo externo y entonces negarlos con su mente, la mente que ha meditado en ellos.

Si la mente está vagando, debe traerse y fijarse en el pensamiento "correcto". Debe ser entendido que este "pensamiento correcto" es el pensamiento que cualquiera que sea, es sólo mente y que no hay un mundo externo de objetos como se concibe; incluso esta mente es carente de cualquier marca propia lo cual indicaría su sustancialidad y por lo tanto no es sustancialmente concebible como tal en cualquier momento. Incluso si él se levanta de su posición sentado y se emplea en otras actividades, como ir, venir, avanzar, o estar parado firme, él debe en todo momento estar alerta de la aplicación de los medios pertinentes de perfeccionar la "cesación", conformarse con el principio inmóvil de la naturaleza esencial de la Realidad, y observar y examinar las experiencias resultantes. Cuando este discípulo está bien adiestrado después de un período largo de práctica, las idealizaciones de su mente serán detenidas. Por esto, su poder de ejecutar la "cesación" gradualmente será intensificado y llegará a ser grandemente efectivo, de forma que él se conformará él mismo a Ella, y será capaz de ser absorbido, en la "concentración (samadhi) de la Semejanza". Entonces sus corrupciones, tan profundas como hayan podido ser, serán suprimidas y su fe se fortalecerá; él rápidamente obtendrá el estado en el cual no hay retroceso. Pero aquellos que son escépticos, que carecen de fe, que hablan pobremente de la enseñanza de Buda, que han cometido graves pecados, que están impedidos por su karma maléfico, o que son arrogantes o indolentes tienen que ser excluidos; estas personas son incapaces de ser absorbidas en el samadhi de la Semejanza.

Subsecuentemente, como resultado de este samadhi, el hombre realiza la unión con el mundo de la Realidad (dharmadhatu), específicamente, lo mismo en todas partes y la no-dualidad del Dharmakaya de todos los Buddhas y los cuerpos de los seres sintientes. Esto es llamado "el samadhi de un movimiento". Debe ser entendido que el samadhi de la Semejanza es la base de todos los samadhis. Si un hombre continúa practicándolo, entonces él gradualmente será capaz de desarrollar otras incontables clases de samadhis. Si hay un hombre que carece de la capacidad para el bien, él será confundido con el Temperamento Maligno, por herejes y demonios. Algunas veces estos seres aparecerán en formas horribles mientras esté sentado en meditación, y otras veces se manifestarán ellos mismos en las formas de mujeres y hombres atractivos. En tales casos él debe meditar en el principio de "la Mente solamente", y entonces esos objetos se desvanecerán y no le causarán más ningún problema. Algunas veces ellos pueden aparecer como las imágenes de seres angélicos o Bodhisattvas, y asumir también la figura del Tathagata, equipados con todas las máscaras mayores y menores; o ellos pueden exponer sus hechizos o predicar la caridad, los preceptos, la paciencia, el fervor, la meditación y la sabiduría; o ellos pueden disertar en cómo el verdadero nirvana es el estado universal de vacío, o de las características de la no-existencia, los votos, los odios, las afecciones, las causas u orígenes, y los afectos; y de la nada absoluta.

Ellos pueden también enseñarle el conocimiento de sus propios estados de existencia pasados y futuros, el método de leer la mente de los otros hombres, y el perfecto dominio del lenguaje, causándole a él ser codicioso a la fama y al beneficio del mundo; o ellos pueden causarle el cambio frecuente del gozo al antagonismo e irritación y por lo tanto tener un carácter inestable, siendo algunas veces muy gentil, muy letárgico, muy enfermo, o de mente perezosa; y en otros momentos llegar a ser repentinamente celoso, y entonces después de todo caer en un periodo de negligencia; o desarrollar la falta de fe, o una gran duda, y mucha ansiedad; o el abandono de sus prácticas fundamentales excelentes hacia la perfección religiosa y la dedicación a los diferentes actos religiosos, o apegarse a los asuntos del mundo que lo involucra a él en muchas formas; o algunas veces ellos pueden causarle que experimente cierta semblanza de las variadas clases de samadhi; que todos son las realizaciones y los logros de los herejes y no el verdadero samadhi; o algunas veces ellos pueden causarle permanecer en el samadhi por uno, dos, tres y hasta siete días, sintiéndose comodidad en su cuerpo y goce en su mente, no teniendo hambre ni sed, compartiendo naturalmente, fragantemente y deliciosamente bebidas y comidas, que le inducen a incrementar su apego a ellos; o en otros momentos ellos pueden causarle comer sin ninguna restricción, ahora mucho, después muy poco, de forma que el color de su cara cambia de acuerdo con eso.

Por esas razones, aquel que practica la "cesación" deberá ser discreto y observador, en caso que su mente caiga en la red de la doctrina malévola. Él debe ser diligente en el habitar en el "pensamiento correcto", ni aferrarse ni apegarse él mismo a nada; si hace eso, será capaz de mantenerse él mismo alejado de los obstáculos de esas influencias malévolas o diabólicas. Él debe saber que el samadhi de los herejes no está libre de puntos de vista perversos, de antojos, y arrogancia, porque los herejes están apegados egoístamente a la fama, a la ganancia, y al respeto del mundo. El samadhi de la Semejanza es el samadhi en el cual uno no está detenido por la actividad de ver un sujeto ni por experimentar los objetos en el medio de la meditación; incluso después de la concentración uno no será ni indolente ni arrogante y las corrupciones de uno gradualmente disminuirán. Nunca ha habido un caso en él que un hombre ordinario, sin haber practicado este samadhi, fuera todavía capaz de unirse al grupo que se le está permitido llegar a ser Tathagatas.

Aquellos que practican los variados tipos de dhyana (meditación) y samadhi que son populares en el mundo desarrollaran mucho apego a sus sabores y estarán limitados al mundo triple por su punto de vista perverso de que el atman es real. Ellos son por lo tanto igual que los herejes, porque a medida que ellos se apartan de la protección de sus buenos amigos espirituales, llegan a tener puntos de vista herejes. Subsecuentemente, él que practica este samadhi diligentemente y de todo corazón, ganará diez clases de ventajas en esta vida.

Primero, siempre estará protegido por los Buddhas y los Bodhisattvas de las diez direcciones.

Segundo, no tendrá temor por la Tentación y sus demonios diabólicos.

Tercero, no estará engañado o confuso por las noventa y cinco clases de espíritus herejes y diabólicos.

Cuarto, se mantendrá apartado él mismo de difamar la enseñanza profunda del Buda, y gradualmente disminuirán sus obstáculos derivados de los pecados graves.

Quinto, destruirá todas las dudas y puntos de vista erróneos sobre la iluminación.

Sexto, su fe en el Dominio del Tathagata crecerá.

Séptimo, estará libre de sufrimientos y remordimientos y en el medio del samsara estará lleno de vigor e impávido.

Octavo, teniendo un corazón gentil y abandonando la arrogancia, no será irritado ni molestado por otros.

Noveno, incluso, si todavía no ha experimentado el samadhi, será capaz de disminuir sus corrupciones en todas las parte y en todo momento, y no tendrá placer en el mundo.

Décimo, si experimenta el samadhi, no estará ansioso por ningún sonido en el exterior.


Ahora, si él practica la "cesación" solamente, entonces su mente estará hundida en la complacencia propia y él será indolente; no se deleitará en hacer buenas obras sino que se mantendrá apartado del ejercicio de la gran compasión. Por lo tanto, es necesario igualmente, practicar la "observación clara".

La Práctica de la Observación Clara

Aquel que practica la "observación clara" deberá observar que todo fenómeno condicionado en el mundo es cambiante y está sujeto a la transformación y la destrucción instantánea; que todas las actividades de la mente surgen y se extinguen de momento a momento; y que, por lo tanto, todo esto induce al sufrimiento. Debe observar que todo lo que ha sido concebido en el pasado era como la neblina y como el sueño, que todo lo que es concebido en el presente es como destello de luz, y que todo lo que será concebido en el futuro, será como las nubes que se levantan de repente. También debe observar que las existencias físicas de todos los seres vivientes en el mundo son impuras y que entre esas variadas impurezas no hay una sola que pueda ser buscada para obtener la felicidad. Él debe reflejar en la forma siguiente: todos los seres vivientes, desde el principio sin principio, porque están penetrados con la ignorancia, han dejado que sus mentes permanezcan en el samsara; ellos ya han sufrido todas las grandes miserias del cuerpo y de la mente, en el presente están bajo una presión y limitación incalculables, y en el futuro sus sufrimientos serán igualmente sin límites.

Estos sufrimientos son difíciles de abandonar, difícil de sacudirse de ellos, y todavía estos seres están inconscientes de que ellos están en tal estado; por esto, ellos inspiran una gran lástima. Después de reflexionar en esta forma, él debe sacar a flote su valor y tomar el gran voto o hacer la gran promesa para este efecto: que mi mente sea libre de discriminación de manera que pueda practicar todos los variados actos meritorios en todas partes en las diez direcciones; que pueda, al final del futuro, aplicando los medios pertinentes ilimitados, ayudar a todos los seres sintientes que sufren, de forma que ellos puedan obtener la bienaventuranza del nirvana, la meta última.

Habiendo hecho tal voto / promesa, él debe, de acuerdo a su capacidad y sin vacilación alguna, practicar cada clase de bien todo el tiempo, en todos los lugares y no ser indolente en su mente. Excepto que cuando él se sienta en concentración, en la práctica de la "cesación", debe todo el tiempo reflexionar en lo que debe ser hecho y lo que no. Si camina, está parado, sentado, acostado, o levantándose, debe practicar ambas a la par, la "cesación" y la "observación clara". Diríamos, debe meditar sobre el hecho de que las cosas en su naturaleza esencial no tienen nacimiento; pero al mismo tiempo, debe meditar sobre el hecho de que el karma bueno y malo, producido por la combinación del origen primario y los orígenes coordinados, y las retribuciones del karma en términos de placer, dolor, etc., ni se pierden ni se destruyen.

Aunque él debe meditar en la retribución del karma bueno y malo producida por los orígenes primario y coordinadores [específicamente, él debe practicar la "observación clara"], también tiene que meditar en el hecho de que la naturaleza esencial de las cosas es imposible de obtener por el análisis intelectual. La práctica de la "cesación" capacita a los hombres ordinarios a curarse ellos mismos de sus apegos al mundo, y capacita a los seguidores del Hinayana a abandonar sus puntos de vista, que se derivan de la cobardía. La practica de la "observación clara" curará a los seguidores del Hinayana del error de tener mentes estrechas e inferiores que no hacen surgir o no producen gran compasión, y liberará a los hombres ordinarios de su insuficiencia para cultivar la capacidad para el bien. Por estas razones, ambas, la "cesación" y la "observación clara" son complementarias e inseparables. Si las dos no se practican juntas, entonces uno no puede entrar en el camino de la iluminación.

Después de esto, suponiendo que hay un hombre que aprende estas enseñanzas por primera vez y desea buscar la fe correcta pero carece de valor y fuerza. Porque el vive en este mundo de sufrimiento, él teme que no siempre será capaz de conocer los Buddhas y honrarlos personalmente, y que, siendo la fe difícil de perfeccionar, él estará inclinado a retroceder. Él debe saber que los Tathagatas tienen excelentes medios pertinentes por lo cuales pueden proteger su fe: esto es, a través de la fuerza de la meditación firme y constante en el Buddha, satisfaciendo sus deseos él será capaz de alcanzar el de nacer en la tierra de Buddha, de ver al Buddha siempre, y de estar para siempre separado de los diabólicos estados de existencia.

Es como dice el sutra: "Si un hombre medita completamente en el Buddha Amitaba en el mundo del Paraíso Occidental y desea nacer en ese mundo, dirigiendo todo lo bueno que él ha cultivado hacia esa meta, entonces, él nacerá allí." Porque él ve a Buddha todo el tiempo, él nunca retrocederá. Si él medita en el Dharmakaya, la Semejanza del Buddha, y con diligencia continúa practicando la meditación, él será al final capaz de nacer allí porque habita en el samadhi correcto.

PARTE 5 – El fomento de la Práctica y el Beneficio de Esto

Como ya hemos explicado en las secciones previas, el Mahayana es el tesoro secreto de los Buddhas. Si hay un hombre que desea obtener la fe correcta en el Dominio profundo del Tathagata y entrar en el camino del Mahayana, poniendo bien lejos de él mismo cualquier difamación de la enseñanza de Buddha, él debe sostener fuertemente este tratado, deliberar en él y practicarlo; al final será capaz de alcanzar la iluminación suprema. Si un hombre, después de haber escuchado esta enseñanza, no siente ningún temor o debilidad, debe saberse que tal hombre debe llevar el linaje de Buddha y recibir la predicción del Buddha de que él obtendrá la iluminación. Incluso si un hombre fuera capaz de reformar a todos los seres vivientes a través de todos los sistemas en el universo e inducirlos a practicar los diez preceptos, él todavía no sería superior a un hombre que reflexione correctamente en esta enseñanza incluso por el tiempo que toma comer una sola comida, porque las cualidades excelentes que más tarde serán capaces de obtener son indescriptiblemente superiores a aquellas que los anteriores pueden obtener.

Si un hombre sostiene este tratado reflexionando y practicando las enseñanzas dadas en él solamente por un día y una noche, las cualidades excelentes que él ganará serán ilimitadas e indescriptibles. Incluso si todos los Buddhas de las diez direcciones practicaran estas cualidades excelentes por largos e incalculables períodos de tiempo, ellos nunca podrían alcanzar el final de su alabanza, porque las cualidades excelentes de la Realidad (dharmata) son infinitas y las excelentes cualidades ganadas por este hombre serán igualmente ilimitadas. Si, sin embargo, hay un hombre que difama y no cree en este tratado, por un incalculable número de eones, irá a través de un inmenso sufrimiento por su falta. Por lo tanto, todas las personas deben reverentemente creer en él y no difamarlo, porque la difamación y la falta de fe gravemente dañará a uno mismo como a los otros y guiará a la destrucción del linaje de los Tres Tesoros.

A través de esta enseñanza todos los Tathagatas han ganado el nirvana, y a través de la práctica de ella todos los Bodhisattvas han obtenido la sabiduría de Buda. Debe saberse que fue por medio de esta enseñanza que los Bodhisattvas del presente están perfeccionando su fe pura; y que es por el medio de esta enseñanza que los Bodhisattvas del futuro perfeccionarán su fe pura. Por lo tanto los hombres deben diligentemente estudiarla y practicarla.

Profundos y comprensibles son los grandes principios del Buddha, Los Cuales he recapitulado y sintetizado aquí lo más fehaciente posible. Que cualquiera de las cualidades excelente que he ganado por este trabajo De acuerdo con la Realidad, sean extendidas para el beneficio de todos los seres.



Final del 'Despertar de la Fe en el Mahayana'
(Mahayana-Sraddhotpada Shastra)
Atribuido a Asvaghosha
Traducido al Español por Hortensia De la Torre (Yao Feng)
[Rev. Yin Zhi Shakya, OHY]

Producido por la Orden Hsu Yun del Budismo Zen

FAITH

Faith has many dimensions and aspects. There is faith which is belief, faith which is knowledge, faith which is vision, faith which is trust, and faith which is the heart's intention. Some people are willing to die for faith, others experience genuine faith as mixed with doubt. In several scriptures the value of faith is set above the efficacy of works, for faith means acceptance of God's all-sufficient grace while works signify self-reliance and a kind of unbelief. Other texts consider faith to be the starting point for knowledge and the basis for proper effort in the religious path. This section opens with passages in which faith is assent to a particular belief. The content of faith is sometimes stated as a creed, giving in a few words the basic tenets of religion. Based upon this belief, a person is rightly guided to a true relationship with God and progress in the religious life. The next passages describe faith as an attitude of receptive devotion to God and trust in God's providence. It is faith in the sense of faithfulness. Such faith has the attributes of vision and hope, giving people the will to persevere in the path despite persecution and seeming lack of results. Third, we have brought together some key passages on the faith of Abraham. Abraham is depicted as the exemplar of faith in Judaism, Christianity, and Islam. In the Qur'an, Abraham is called the first Muslim, literally One who Submits' his will to God. Submission, islam, is regarded as the fundamental attitude of all Muslims; see Fear, Submission, Obedience, pp. 767-72. In the Christian Bible, Paul makes the faith of Abraham the basis for his distinction between faith and works. Faith is the acceptance of God's grace through Jesus Christ which alone is sufficient to bring salvation, while the works of the law are human efforts which can only confirm man's powerlessness to save himself; see Grace, pp. 505-12. On this topic of faith and works we include other passages as well: from the Lotus Sutra, the scriptures of Pure Land Buddhism, the Talmud, and the Adi Granth. The Buddhist saint Shinan emphasizes the power of faith and the insufficiency of works to a degree comparable to the Lutheran Christian doctrine of sola fide, Faith Alone. The passage from the Talmud shows that Judaism does not accept Paul's characterization of the law as human striving antithetical to faith, but rather places faith at the peak of the law. The last group of passages illustrates the extremes of absolute faith and doubt: the faith that can move mountains and the doubt that withers any benefits of faith. Absolute faith in these passages means trust in God, even when it appears unrealistic and even hazardous to do so. Yet it is precisely in such circumstances that doubt most often appears. Right belief, right knowledge, right conduct, these together constitute the path to liberation. Jainism. Tattvarthasutra 1.1 He who does not understand the will of Heaven cannot be regarded as a gentleman. Confucianism. Analects 20.3.1 Unless you have believed, you will not understand. Judaism and Christianity. Isaiah 7.9 Without faith there is no knowledge, without knowledge there is no virtuous conduct, without virtues there is no deliverance, and without deliverance there is no perfection [Nirvana]. Jainism. Uttaradhyayana Sutra 28.30 They said to him, "What must we do, to be doing the works of God?" Jesus answered them, "This is the work of God, that you believe in him whom he has sent." Christianity. John 6.28-29 O you who believe, believe in God and His Apostle and the scripture which He has sent to His Apostle and the scriptures which He sent down to those before. Whoever denies God, His angels, His books, His apostles, and the Day of Judgment, has gone far, far astray. Islam. Qur'an 4.136 - - - - - - - - - - - - Isaiah 7.9: This is a translation from the Septuagint; the Hebrew text, which is accepted for all modern Bibles, reads: "Unless you are faithful, you will not be established." Yet since the time of St. Augustine, this reading has been immensely influential as a foundation for the Christian theological tradition of "faith seeking understanding." Qur'an 4.136: In this passage and the following tradition, faith means to believe the central tenets of Islam. They recite the Muslim creed in five clauses. Cf. Qur'an 2.177, p. 861. - - - - - - - - - - - - Iman (faith)... is to believe in Allah, His angels, His books, His messengers, and the Last Day, and to believe in divine destiny, both the good and the evil thereof. Islam. Forty Hadith of an-Nawawi 2 There are four kinds of faith. The first is the faith in the Ultimate Source. Because of this faith a man comes to meditate with joy on the principle of Suchness. The second is the faith in the numberless excellent qualities of the Buddhas. Because of this faith a man comes to meditate on them always, to draw near to them in fellowship, to honor them, and to respect them, developing his capacity for goodness and seeking after the all-embracing knowledge. The third is the faith in the great benefits of the Dharma. Because of this faith a man comes constantly to remember and practice the various disciplines leading to enlightenment. The fourth is faith in the Sangha, whose members are able to devote themselves to the practice of benefitting both themselves and others. Because of this faith a man comes to approach the assemby of Bodhisattvas constantly and with joy to seek instruction from them in the correct practice. Buddhism. Awakening of Faith in Mahayana The righteous shall live by being faithful. Judaism and Christianity. Habakkuk 2.4 By faith you shall be free and go beyond the world of death. Buddhism. Sutta Nipata 1146 When the Israelites saw the Egyptians lying dead on the seashore, and saw the great power which the Lord had put forth against Egypt, the people were in awe of the Lord and put their faith in him and in Moses his servant. Judaism. Exodus 14.30-31 The true believers are those whose hearts are filled with awe at the mention of God, and whose faith grows stronger as they listen to His revelations. They put their trust in their Lord, pray steadfastly, and give in alms of that which We have given them. Such are the true believers. They shall be exalted and forgiven by their Lord, and a generous provision shall be made for them. Islam. Qur'an 8.2-4 - - - - - - - - - - - - Forty Hadith of an-Nawawi 2: See the previous note. Awakening of Faith in Mahayana: This description of the four faiths includes faith in the traditional Three Treasures--the Buddha, the Dharma, and the Sangha--preceded by faith in the particularly Mahayanist teaching about the Absolute, or Suchness, which is all-inclusive, unconditional, transcendent, and immanent. This work, whose Sanskrit title is Mahayana Shraddahotpada Shastra, is attributed to Ashvaghosha. In China it is among the most highly regarded of Buddhist scriptures and is used by most of its major schools. - - - - - - - - - - - - Put your trust on the Exalted in Might, the Merciful--Who sees you standing forth in prayer, and your movements among those who prostrate themselves. For it is He who hears and sees all things. Islam. Qur'an 26.218-20 Trust in the Lord with all your heart, and do not rely on your own insight. In all your ways acknowledge him and he will make straight your paths. Judaism and Christianity. Bible, Proverbs 3.5-6 God has endeared the Faith to you, and has made it beautiful in your hearts, and He has made hateful to you unbelief, wickedness, and rebellion: such indeed are those who walk in righteousness--a grace and favor from God. Islam. Qur'an 49.7 Faith is composed of the heart's intention. Light comes through faith. Through faith men come to prayer, Faith in the morning, faith at noon and at the setting of the sun. O Faith, give us faith! Hinduism. Rig Veda 10.151.4-5 The faith of every man, O Arjuna, accords with his nature. Man is made up of faith; as is his faith, so is he. The threefold austerity [of body, speech, and mind] practiced with faith by men of balanced mind, without any expectation of reward, is said to be pure. Without faith, whatever offering or gift is made or work done or penance performed, it is reckoned "not-being" both now and hereafter. Hinduism. Bhagavad Gita 17.3,17,28 Inexpressible is the state of faith; Whoever attempts to describe it shall in the end regret his rashness. This state pen and paper cannot record, Nor cogitation penetrate its secret. The great, immaculate Name of God May only be realized by one Whose mind is firmly fixed in faith. - - - - - - - - - - - - Proverbs 3.5-6: Cf. Qur'an 18.65-82, p. 748; Gleanings from the Writings of Baha'u'llah 127, p. 204. Qur'an 49.7: Cf. Qur'an 48.4, p. 552; Yasna 60.21, p. 721. Rig Veda 10.151.4-5: Cf. Mundaka Upanishad 3.1.8, p. 721. Bhagavad Gita 7.3,17,28: This meaning of faith is somewhat akin to sincerity: see Bhagavad Gita 7.21-23, p. 725; Taittiriya Upanishad 1.11.3, p. 866. - - - - - - - - - - - - Through faith the mind and intellect find concentration; And to the seeker are revealed all the stages of enlightenment. Through faith one will not receive blows in the Hereafter, Nor be subjected to death's terror. The great, immaculate Name of God May only be realized by one Whose mind is firmly fixed in faith. Through faith man meets no obstacle on the Path, And shall proceed to his abode with God with his honor universally proclaimed. One with faith shall not stray into sects and byways, But be fixed in true religion. The great, immaculate Name of God May only be realized by one Whose mind is firmly fixed in faith. Through faith man finds the Door of Liberation: Even his relatives are liberated through him. Through faith are both Preceptor and disciple liberated. Says Nanak, One with faith Need not wander about begging for divine grace. The great, immaculate Name of God May only be realized by one Whose mind is firmly fixed in faith. Sikhism. Adi Granth, Japuji 12-15, M.1, p. 3 Where there is no vision, the people perish. Judaism and Christianity. Proverbs 29.18 Once there was a person who sought the True Path in the Himalayas. He cared nothing for all the treasures of the earth or even for all the delights of heaven, but he sought the teaching that would remove all mental delusions. The gods were impressed by the man's earnestness and sincerity and decided to test his mind. So one of the gods disguised himself as a demon and appeared in the Himalayas, singing, Everything changes, Everything appears and disappears. The seeker heard this song which pleased him so, as if he had found a spring of cool water for his thirst or as if he were a slave unexpectedly set free. He thought, "At last I have found the true teaching that I have sought for so long." He followed the voice and at last came upon the frightful demon. With an uneasy mind he approached the demon and said, "Was it you who sang the holy song that I have just heard? If it was you, please sing more of it." The demon replied, "Yes, it was my song, but I can not sing more of it until I have had something to eat; I am starving." The man begged him in earnest, saying, "It has a sacred meaning to me and I have sought its teaching for a long time. I have only heard a part of it; please let me hear more." The demon said again, "I am starving, but if I can taste the warm flesh and blood of a man, I will finish the song." The man, in his eagerness to hear the teaching, promised the demon that he could have his body after he had heard the teaching. Then the demon sang the complete song, Everything changes, Everything appears and disappears, There is perfect tranquillity When one transcends both life and extinction. Hearing this, the man, after he wrote the poem on rocks and trees around, quietly climbed a tree and hurled himself to the feet of the demon, but the demon had disappeared and, instead, a radiant god received the body of the man unharmed. Buddhism. Mahaparinirvana Sutra 13.19 Now faith is the assurance of things hoped for, the conviction of things not seen. For by it men of old received divine approval. By faith we understand that the world was created by the word of God, so that what is seen was made out of things which do not appear. By faith Abel offered to God a more acceptable sacrifice than Cain, through which he received approval as righteous, God bearing witness by accepting his gifts; he died, but through his faith he is still speaking. By faith Enoch was taken up so that he should not see death; he was not found, because God had taken him. Now before he was taken he was attested as having pleased God. And without faith it is impossible to please him. For whoever would draw near to God must believe that he exists and that he rewards those who seek him. By faith Noah, being warned by God concerning events as yet unseen, took heed and constructed an ark for the saving of his household; by this he condemned the world and became an heir of the righteousness which comes by faith. By faith Abraham obeyed when he was called to go out to a place which he was to receive as an inheritance; and he went out, not knowing where he was to go. By faith he sojourned in the land of promise, as in a foreign land, living in tents with Isaac and Jacob, heirs with him of the same promise. For he looked forward to the city which has foundations, whose builder and maker is God. By faith Sarah herself received power to conceive, even when she was past the age, since she considered him faithful who had promised. Therefore from one man, and him as good as dead, were born descendants as many as the stars of heaven and as the innumerable grains of sand by the seashore. These all died in faith, not having received what was promised, but having seen it and greeted it from afar, and having acknowledged that they were strangers and exiles on the earth. For people who speak thus make it clear that they are seeking a homeland. If they had been thinking of that land from which they had gone out, they would have had opportunity to return. But as it is, they desire a better country, that is, a heavenly one. Therefore God is not ashamed to be called their God, for he has prepared for them a city. By faith Abraham, when he was tested, offered up Isaac, and he who had received the promises was ready to offer up his only son, of whom it was said, "Through Isaac shall your descendants be named." He considered that God was able to raise men even from the dead; hence, figuratively speaking, he did receive him back... By faith Moses, when he was born, was hid for three months by his parents, because they saw that the child was beautiful; and they were not afraid of the king's edict. By faith Moses, when he was grown up, refused to be called the son of Pharaoh's daughter, choosing rather to share ill-treatment with the people of God than to enjoy the fleeting pleasures of sin. He considered abuse suffered for the Christ greater wealth than the treasures of Egypt, for he looked to the reward. By faith he left Egypt, not being afraid of the anger of the king; for he endured as seeing him who is invisible. By faith he kept the Passover and sprinkled the blood, so that the Destroyer of the first-born might not touch them. By faith the people crossed the Red Sea as if on dry land; but the Egyptians, when they attempted to do the same, were drowned. By faith the walls of Jericho fell down after they had been encircled for seven days. By faith Rahab the harlot did not perish with those who were disobedient, because she had given friendly welcome to the spies. And what more shall I say? For time would fail me to tell of Gideon, Barak, Samson, Jephthah, of David and Samuel and the prophets--who through faith conquered kingdoms, enforced justice, received promises, stopped the mouths of lions, quenched raging fire, escaped the edge of the sword, won strength out of weakness, became mighty in war, put foreign armies to flight. Women received their dead by resurrection. Some were tortured, refusing to accept release, that they might rise again to a better life. Others suffered mocking and scourging, and even chains and imprisonment. They were stoned, they were sawn in two, they were killed with the sword, they went about in skins of sheep and goats, destitute, afflicted, ill-treated--of whom the world was not worthy--wandering over deserts and mountains, and in dens and caves of the earth. And all these, though well attested by their faith, did not receive what was promised, since God had foreseen something better for us, that apart from us they should not be made perfect. Therefore, since we are surrounded by so great a cloud of witnesses, let us also lay aside every weight, and sin which clings so closely, and let us run with perseverance the race that is set before us, looking to Jesus the pioneer and perfecter of our faith, who for the joy that was set before him endured the cross, despising the shame, and is seated at the right hand of the throne of God. Christianity. Hebrews 11.1-12.2 - - - - - - - - - - - - Mahaparinirvana Sutra 13.19: Cf. Holy Teaching of Vimalakirti 6, p. 443; Qur'an 18.65-82, p. 748; Daniel 3.1-28, pp. 883f. Hebrews 11.1-12.2: The 'promise' which the saints whose stories are recounted here had not received was the salvation wrought through Jesus Christ, the 'perfecter of our faith'--and of theirs as well. They live still as witnesses, encouraging us. Cf. Acts 7.1-60, pp. 887f.; Daniel 3, pp. 883f.; Gittin 57b, p. 886; Gleanings from the Writings of Baha'u'llah 81, p. 371. On the metaphor of the foot race, cf. 1 Corinthians 9.24-27, p. 745. - - - - - - - - - - - - He [Abraham] believed the Lord, and he reckoned it to him as righteousness. Judaism and Christianity. Genesis 15.6 For by grace you have been saved through faith; and this is not your own doing, it is the gift of God--not because of works, lest any man should boast. Christianity. Ephesians 2.8-9 O foolish Galatians! Who has bewitched you, before whose eyes Jesus Christ was publicly portrayed as crucified? Let me [Paul] ask you only this, Did you receive the Spirit by works of the law, or by hearing with faith? Are you so foolish? Having begun with the Spirit, are you now ending with the flesh? Did you experience so many things in vain?--if it really is in vain. Does he who supplies the Spirit to you and works miracles among you do so by works of the law, or by hearing with faith? Thus Abraham "believed God, and it was reckoned to him as righteousness." So you see that it is men of faith who are sons of Abraham.... Now it is evident that no man is justified before God by the law; for "He who through faith is righteous shall live"; but the law does not rest on faith, for "He who does them shall live by them." Christianity. Galatians 3.1-7, 11-12 Rabbi Simlai said, "Six hundred and thirteen commandments were given to Moses, 365 negative commandments, answering to the number of the days of the year, and 248 positive commandments, answering to the number of a man's members. Then David came and reduced them to eleven [Psalm 15]. Then came Isaiah, and reduced them to six [Isaiah 63.15]. Then came Micah, and reduced them to three [Micah 6.8]. Then Isaiah came again, and reduced them to two, as it is said, 'Keep ye judgment and do righteousness.' Then came Amos, and reduced them to one, as it is said, 'Seek me and live.' Or one may say, then came Habakkuk [2.4], and reduced them to one, as it is said, 'The righteous shall live by his faith.'" Judaism. Talmud, Makkot 23b-24a - - - - - - - - - - - - Ephesians 2.8-9: Cf. Galatians 2.20, p. 898. Galatians 3.1-7: Paul is quoting from Genesis 15.6 on the faith of Abraham to contrast the value of faith with the worthlessness of relying on human efforts to observe the many ordinances on ritual, diet, and worship found in the Law of Moses. More of this passage, dealing with the incompleteness of works of the Law, is given at p. 163. Cf. Mundaka Upanishad 1.2.7-11, p. 164; Sutra of Hui Neng 6, p. 163. Galatians 3.11: Paul quotes Habakkuk 2.4 to support the priority of faith over the obligations of the Law. The second quotation, from Leviticus 18.5, states that a man shall live by doing the commandments of the Torah. By quoting this, Paul is arguing that faith and the Law are two independent and opposing principles; one can live either by faith or by the Law. Yet, he argues, justification through the Law is impossible--cf. Romans 3.19-20, p. 163. This is contrary to the Jewish view that faith is the core of the Law, as in the following passage from the Talmud. Also compare James 2.14-26, pp. 1009f., on the necessity of good works which demonstrate true faith. Makkot 23b-24a: Judaism does not accept Paul's characterization, above, that faith is opposed to the Law. Rather, the rabbis teach that faith is the core and concrescence of the law. This passage also quotes Habakkuk 2.4, but here it is interpreted to mean that 'the righteous shall live by his faith' and not merely profess it. Cf. Genesis Rabbah 60.2, p. 508. Qur'an 2.130-36: The word islam means Submission or 'the Surrender.' Abraham's faith is exemplary for the Muslim, just as for the Jew and the Christian. Therefore Judaism, Christianity, and Islam are called the Abrahamic religions. Lotus Sutra 3: Faith is the key to acquiring the teaching of the Lotus Sutra. The shravakas and pratyekabuddhas, for whom Buddhism is a matter of training and efforts at Nirvana, cannot attain it by their works or acquired wisdom. In the Buddhist tradition, Shariputra is often described as the wisest of the disciples of Shakyamuni Buddha. Yet even he can acquire the teaching of the Lotus Sutra 'only by faith,' not by his own powers of understanding. Cf. Lotus Sutra 2, p. 411. - - - - - - - - - - - - Who therefore shrinks from the religion of Abraham, except he be foolish-minded? Indeed, We chose him in the present world, and in the world to come he shall be among the righteous. When his Lord said to him, "Surrender," he said, "I have surrendered myself to the Lord of all Being." And Abraham charged his sons with this and Jacob likewise, "My sons, God has chosen for you the religion; see that you die not save in surrender." Why, were you witnesses when death came to Jacob? When he said to his sons, "What will you serve after me?" They said, "We will serve your God and the God of your fathers Abraham, Ishmael and Isaac, One God; to Him we surrender." That is a nation that has passed away; there awaits them that they have earned, and there awaits you what you have earned; you shall not be questioned concerning the things they did. And they say, "Be Jews or Christians and you shall be guided." Say, "Nay, rather the creed of Abraham, a man of pure faith; he was no idolator." Say you, "We believe in God, and in that which has been sent down on us and sent down on Abraham, Ishmael, Isaac and Jacob, and the Tribes, and that which was given to Moses and Jesus and the Prophets; of their Lord; we make no division between any of them, and to Him we surrender." Islam. Qur'an 2.130-36 All the shravakas, And pratyekabuddhas, Cannot by their powers Attain unto this sutra. Shariputra! Even you, into this sutra Enter only by faith. Buddhism. Lotus Sutra 3 As far as I, Shinran, am concerned, it is only because the worthy Honen taught me so that I believe salvation comes from Amida by saying the Nembutsu. Whether the Nembutsu brings rebirth in the Pure Land or leads one to hell, I myself have no way of knowing. But even if I had been misled by Honen and went to hell for saying the Nembutsu, I would have no regrets. If I were capable of attaining Buddhahood on my own through the practice of some other discipline, and yet went down to hell for saying the Nembutsu, then I might regret having been misled. But since I am incapable of practicing such disciplines, there can be no doubt that I would be doomed to hell anyway.... "If even a good man can be reborn in the Pure Land, how much more so a wicked man!" People generally think, however, that if even a wicked man can be reborn in the Pure Land, how much more so a good man! This latter view may at first sight seem reasonable, but it is not in accord with the purpose of the Original Vow [of Amida Buddha], with faith in the Power of Another. The reason for this is that he who, relying on his own power, undertakes to perform meritorious deeds, has no intention of relying on the Power of Another and is not the object of the Original Vow of Amida. Should he, however, abandon his reliance on his own power and put his trust in the Power of Another, he can be born in the True Land of Recompense. We who are caught in the net of our own passions cannot free ourselves from bondage to birth and death, no matter what kind of austerities or good deeds we try to perform. Seeing this and pitying our condition, Amida made his Vow with the intention of bringing wicked men to Buddhahood. Therefore the wicked man who depends on the Power of Another is the prime object of salvation. Buddhism. Shinran, Tannisho Exhausted after all effort, to the Lord's shelter I go, Now that to His shelter I have come, say I, "Lord, preserve me or ruin me as may please Thee!" Sikhism. Adi Granth, Devgandhari, M.4, p. 527 For truly, I say to you, if you have faith as a grain of mustard seed, you will move this mountain, "Move from here to there," and it will move; and nothing will be impossible to you. Christianity. Matthew 17.20 Ibn Mas'ud reported God's Messenger as saying, "He who has in his heart faith equal to a single grain of mustard seed will not enter hell, and he who has in his heart as much pride as a grain of mustard seed will not enter paradise." Islam. Hadith of Muslim - - - - - - - - - - - - Tannisho: Shinran is the founder of the Jodo Shinshu school of Pure Land Buddhism in Japan; his teacher Honen founded the Jodo Shu school. The Original Vow of Amida Buddha is found in the Larger Sukhavativyuha Sutra 8.18, p. 639. The teaching that sinners have an easier time being reborn in the Pure Land than do the righteous is linked to the Buddha's teaching of No-self (anatta). By throwing oneself entirely on the grace of the Buddha and accounting one's own accomplishments as nothing, there is no question of any attachment to self. A wicked person who repents completely accounts his self as nothing, but good people are more likely to have residual pride in their own virtues or attainments and hence are blocked from the goal. Cf. Shinran, pp. 913f. Compare Lotus Sutra 2, p. 411; Isaiah 64.6, p. 411; Matthew 9.10-13, p. 638; Luke 18.10-14, p. 902. Devgandhari, M.4: Cf. Shalok, M.9, p. 390; Gauri Bhawan Akkhari, M.5, p. 508. Hadith of Muslim: Cf. Bhagavad Gita 18.58, p. 685. - - - - - - - - - - - - If you are in any doubt concerning what We have sent down to you, then question those who have read the Book before you; Truth has come to you from your Lord, so do not be a waverer; do not be someone who rejects God's signs, so you be a loser. Islam. Qur'an 10.94-95 A man of faith, absorbed in faith, his senses controlled, attains knowledge, and, knowledge attained, quickly finds supreme peace. But the ignorant man, who is without faith, goes doubting to destruction. For the doubting self there is neither this world, nor the next, nor joy. Hinduism. Bhagavad Gita 4.39-40 One of the crowd said [to Jesus], "Teacher, I brought my son to you, for he has a dumb spirit; and whenever it seizes him, it dashes him down; and he foams and grinds his teeth and becomes rigid... have pity on us and help us." And Jesus said to him, "If you can! All things are possible to him who believes." Immediately the father of the child cried out and said, "I believe; help my unbelief!" Christianity. Mark 9.17-24 Whatever monk has doubts about the Teacher, is perplexed, is not convinced, is not sure, his mind does not incline to ardor, to continual application, to perseverance, to striving. This is the first mental barrenness that thus comes not to be got rid of by him whose mind does not incline to ardor, to continual application, to perseverance, to striving. And again, this monk has doubts about the Dhamma... has doubts about the Order... has doubts about the training, is perplexed, is not convinced, is not sure... his mind does not incline to ardor... to striving. If these mental barrennesses are not rooted out, that he should come to growth, expansion, and maturity in this dhamma and discipline--such a situation does not occur. Buddhism. Majjhima Nikaya i.101, Cetokhila Sutta The boat was many furlongs distant from the land, beaten by the waves... And in the fourth watch of the night he [Jesus] came to them, walking on the sea. But when the disciples saw him walking on the sea, they were terrified, saying, "It is a ghost!" And they cried out in fear. But immediately he spoke to them, saying, "Take heart, it is I; have no fear." And Peter answered him, "Lord, if it is you, bid me come to you on the water." He said, "Come." So Peter got out of the boat and walked on the water and came to Jesus; but when he saw the wind, he was afraid, and beginning to sink he cried out, "Lord, save me." Jesus reached out his hand and caught him, saying to him, "O man of little faith, why did you doubt?" Christianity. Bible, Matthew 14.24-31 - - - - - - - - - - - - Mark 9.17-24: Throughout the synoptic Gospels, Jesus heals only those who have faith. See Mark 5.24-34, p. 526. Majjhima Nikaya i.101: Cf. Sutta Nipata 249, p. 860; Anguttara Nikaya i.190-91, p. 676. Matthew 14.24-31: Cf. the episode of Doubting Thomas, John 20.24-29, pp. 653f. - - - - - - - - - - - -

 

 

 PADRE NUESTRO

 AVE MARIA

 

sutra y oraciones: EL DESPERTAR DE LA FE Y VIDEO SOBRE BUDISMO - ASIASPAIN